Nacionalnoviembre 29, 2020hace un año

Ciclistas recorrieron Zipaquirá y su catedral para reactivar el turismo en la región

Bicituristas disfrutaron de un hermoso recorrido por los lugares más emblemáticos e imponentes de la capital cultural salina.

Cada fin de semana cerca de 4.000 ciclistas en Bogotá, Chía, Cajicá, Ubaté y Sopó pedalean por las calles de Cundinamarca en una estrategia de la Cámara de Comercio de Bogotá que busca reactivar el turismo en 59 municipios del departamento, después de la crisis generada por el covid-19.

"Esta estrategia a través del deporte y la recreación lo que hace es incentivar y motivar a los bogotanos a que vengan a consumir acá en la región", expresó Orlando Molano, director de Gestión Pública de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Zipaquirá fue el primer destino en recibir a los bicituristas que recorrieron, además de la Catedral de Sal, las principales calles de la tierra del campeón del Tour de Francia, Egan Bernal.

Vea también: La Catedral de Sal de Zipaquirá volvió a abrir sus puertas al público

"Tenemos rutas maravillosas en las veredas, en el campo, en la ciudad", dijo Wilson García, alcalde de Zipaquirá.

Dentro de las actividades también se destacó un desfile encabezado por una decena de ciclistas que evocaba las épocas de los años 50.

Con la propuesta de la Cámara de Comercio se beneficiarán más de 180 empresas del sector turístico y se generarán 2.190 empleos en todo el departamento.

Le puede interesar: Bicicarriles en Colombia: este es el panorama de movilidad para ciclistas

La rodada en la catedral

Desde muy temprano un grupo de ciclistas llegó a Zipaquirá logrando lo que muy pocos hubieran imaginado: una rodada por la imponente catedral.

Esa fue una experiencia a 180 metros de profundidad, un recorrido que muy pocas veces podría hacerse en cicla y una forma diferente de disfrutar la majestuosidad del lugar más emblemático de la capital cultural salina.

Lea además: Lo que debe tener en cuenta un ciclista para evitar multas de tránsito en Bogotá

Transitar en bicicleta por los enormes pasillos de la Catedral de Sal de Zipaquirá es tal vez una combinación de experiencias entre adrenalina, espiritualidad y aprendizajes.

Pedalear por la primera maravilla de Colombia es arriesgarse a chocar con lugares imponentes, como la nave central, donde se observa la cruz más grande del mundo y el medallón de la creación, obra que simboliza el nacimiento de Jesucristo. 

Consulte también: Copa Chocó del Emprendimiento, evento para impulsar proyectos

La ruta también incluye el paso obligado por las 14 estaciones del viacrucis, que dentro de la mina de sal son simbolizadas por 14 imponentes crucifijos.

Montar en cicla por la mina de sal de Zipaquirá es tal vez una experiencia que pocos se imaginan, pero que cuando la viven quisieran repetirla una y otra vez a pesar de estar en un socavón.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí