Postpandemia y salud mental

El hallazgo más sensible gira en torno al presupuesto dedicado por los países para atender los padecimientos mentales.


Santiago de Bedout
abril 28 de 2024
09:24 a. m.
Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN

El covid-19, aunque no resulte muy placentero rememorarlo, constituyó un contexto forzoso para reconocer las vulnerabilidades de nuestros sistemas de salud, las fragilidades de los gobiernos y los nuevos desafíos de la economía. Por esta razón, en aras de fortalecer aquellas áreas identificadas y crecer proactivamente como sociedad, es necesario centrar la atención en los vacíos que desnudó la pandemia en cuanto a salud mental se refiere.

De acuerdo con un estudio adelantado por la OMS, a lo largo del primer año de la pandemia la prevalencia de la ansiedad y la depresión aumentó en un 25% a nivel mundial; dato consistente con las múltiples angustias y dificultades que existían por esa época: temor a enfermar o morir, lidiar con la pérdida de un ser querido o temer a hacerlo, aislamiento, reducción salarial o pérdida de empleo, deudas, jornadas de trabajo excesivas, problemas para dormir, mayor consumo de alcohol y sustancias; e, incluso, violencia intrafamiliar.

Tal situación, que tuvo una marcada repercusión en los jóvenes y las mujeres, coincidió con un deterioro notable en los servicios de salud mental. De hecho, según el estudio, del conjunto de servicios esenciales de salud durante el covid-19, los más perjudicados fueron aquellos orientados a tratar trastornos mentales, neurológicos y de consumo de sustancias; lo que, como consecuencia, puso sobre la mesa “la urgente necesidad de proporcionar herramientas digitales fiables y eficaces”.

Ante ese panorama, el hallazgo más sensible gira en torno al presupuesto dedicado por los países para atender los padecimientos mentales. La OMS estableció que a lo largo del 2020 los gobiernos de todo el mundo destinaron en promedio menos del 3% de sus recursos en salud para atender este tipo de afectaciones, y que varios países de ingresos bajos manifestaron tener menos de un trabajador de salud mental por cada 100,000 habitantes; un escenario que no obedece exclusivamente al marco de la pasada pandemia.

En Colombia esa realidad está ampliamente ejemplificada. Para hacerse una idea, basta con observar las cifras del estudio, 'Salud mental en Colombia: un análisis de los efectos de la pandemia', publicado por el Dane en 2022, en el que se asegura que el 52,2% de los preadolescentes y adolescentes -es decir, aquellos entre los 12 y 17 años-, presentan al menos dos síntomas de ansiedad.

Así mismo, vale resaltar el primer estudio a nivel distrital sobre la salud mental, que desarrolló la Secretaría de Salud de Bogotá junto con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), en el cual se analizaron los efectos de la pandemia en la ciudadanía. Este, publicado a finales de 2023, destacó que el 14,99% de la población reportó que el covid-19 afectó mucho su salud mental y que el 16,3% afirmó que la afectó medianamente.

Con esto dicho, se hace evidente que el bienestar emocional de la población, especialmente en el contexto de la postpandemia, demanda una connotación de urgente que derive en: mayor gasto gubernamental, ampliación de la oferta y la capacidad instalada, incremento de la pedagogía y, sobre todo, una aproximación más preventiva.

Sin embargo, tales transformaciones, al ser de carácter estructural, requieren de tiempo y voluntad para materializarse. En el corto plazo, una estrategia por digitalizar los servicios de salud mental para favorecer el acceso podría ayudar al problema; pues, para el caso colombiano, rompe con las barreras geográficas, optimiza el tiempo de los especialistas, elimina las dificultades que conlleva la presencialidad y supone un formato más amigable para las nuevas generaciones.

En Selia, después de haber superado el histórico de las 100,000 terapias en línea y ser la plataforma tecnológica para más de 6,000 sesiones mensuales, podemos dar fe de que la digitalización de los servicios de psicología, psiquiatría, coaching y nutrición tiene grandes ventajas, en particular para propiciar esa “primera cita” que tanto tabú y prejuicios genera. Sin ser una alternativa excluyente de las terapias físicas, la virtualidad se alza como una puerta de entrada al enriquecedor mundo de la salud mental.

Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN Google News Síguenos en Google News

Otras Noticias

Selección Colombia

Leandro Paredes desafió a Blessd por intentar quitarle la camiseta de Argentina a un hincha

Leandro Paredes no dudó en defender los colores de Argentina frente al cantante Blessd, marcando un momento controvertido que resonó en redes sociales.

Bogotá

¿Qué se sabe de las dos explosiones registradas en el barrio El Amparo en Kennedy, Bogotá?

Las detonaciones dejaron afectaciones en, al menos, seis viviendas del barrio ubicado en el suroccidente de la ciudad.


La evolución de ChatGPT: Una herramienta accesible y poderosa

Elon Musk destinará 45 millones mensuales a comité pro-Trump

En números rojos: Dane advierte que la producción industrial volvió a caer