Colombiajunio 10, 2021hace 11 días

Comerciante fue brutalmente golpeado en su taller por robarle el dinero de un crédito en Cundinamarca

Video de seguridad fue pieza clave para que la Fiscalía y el Gaula identificaran a 4 hombres integrantes de una peligrosa banda dedicada al hurto en Zipaquirá.

El comerciante y propietario de un taller de mecánica en Zipaquirá, Cundinamarca, había sacado un préstamo de 11 millones de pesos para remodelar su local, sin saber que iba a ser víctima de un nuevo caso de robo en Colombia.

El hombre estuvo al borde de la quiebra por la pandemia. Logró con su familia, en estos últimos meses, ahorrar unos dos millones de pesos y completar su cuota para la remodelación con un préstamo bancario.

En contexto: Capturan delincuentes que robaron 11 millones de pesos en taller de mecánica de Zipaquirá

El pasado 14 de febrero la entidad crediticia le entregó el dinero y el comerciante muy confiado lo llevó a su propio taller para pagar a los maestros y la compra del material para la construcción.

En ese preciso día, contrató al personal para la obra y lo hizo confiadamente en su propio negocio, sin darse cuenta de que uno de sus clientes lo estaba escuchando y poniendo mucha atención, mientras le revisaban su automóvil.

Según la Fiscalía, horas más tarde y cuando cerró el taller de mecánica, don José, se estremeció cuando golpearon fuertemente en el porto para un servicio de mecánica urgente.

Lea también: Preocupación en Cartagena por incremento de la criminalidad

Al abrir rápidamente la puerta, el comerciante fue sorprendido por dos hombres que ingresaron violentamente, uno de ellos armado y lo atacaron. Los delincuentes seguían y seguían pegándole a hasta que lograron que cayera al piso, donde, también indefenso, sufrió castigos y golpes en la cara.

En ese forcejeo uno de los delincuentes que tenía una chaqueta oscura y gorra azul, el mismo que llevaba un arma de fuego, fue identificado por la víctima cuando quedó desprovisto de la gorra y el tapabocas que lo cubría.

La escena de la agresión continuaba y los atracadores le preguntaban. ¿Dónde está el dinero, dónde están los 11 millones?

Al no haber una respuesta efectiva, don José, fue atado con una cuerda en los pies y brazos, mientras continuaban los golpes hasta que no soportó el castigo y les contó en qué parte estaba el dinero.

Lea además: Caen 'Las Garras', mujeres que usaban el sexting para extorsionar

Inmediatamente, llegaron al sitio de los hechos otros dos ladrones o cómplices del jefe de la banda, identificado como Sergio Neira, el hombre de la gorra azul.

 La Fiscalía reveló que, en una forma descarada, los cuatro atracadores se repartieron el dinero, mientras cubrían el cuerpo inconsciente de la víctima con una manta.

Ya con el dinero en sus bolsillos encontraron a la salida del taller una caja de aguardiente y con la mayor desfachatez se repartieron doce botellas.

Pero, lo increíble de este cruel ataque a que fue sometido este comerciante es que no quedó impune, los autores materiales fueron reconocidos e identificados plenamente.

Vea también: Joven murió y su padre quedó herido en intento de fleteo en Santander

Lo que no sabían estos delincuentes es que una cámara de seguridad oculta en un  sitio específico del taller los grabó cometiendo el atraco  y las graves lesiones que le provocaron a la víctima.

Con esta evidencia, la Policía Judicial les siguió la pista y fueron capturados bajo el cargo de hurto agravado y calificado. La prueba técnica fue tan contundente que los implicados aceptaron cargos.

Por: Noticiasrcn.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí