Internacionalseptiembre 12, 2022hace 14 días

La casa de las joyas del Reino Unido: una prisión, un castillo y un museo

La torre que guarda las joyas mas importantes de la historia de los monarcas britanicos

La corona del Estado ImperialLa corona del Estado Imperial, simbolo de la realeza britanica / Foto: AFP

La Torre de Londres, oficialmente el Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, es el lugar más valioso de la corona inglesa. Son más de 500 joyas que incluyen objetos ceremoniales y las vestimentas usadas por los monarcas británicos. Tras la muerte de la Reina Isabel II, la torre, que una vez fue una prisión y ahora un castillo, guardará las joyas emblemáticas de la reina madre. 

Lea más: ¡Más que un objeto! El bolso de la Reina Isabel II era una herramienta de seguridad. 

Que es la Torre de Londres

La torre ha servido como armería, tesorería, casa de fieras, Real Casa de la Moneda, registros públicos y ahora casa de las joyas de la Corona del Reino Unido. 

Un castillo histórico situado en la ribera norte del río Támesis, en el centro de Londres. Se fundó hacia finales de 1066 como parte de la conquista normanda de Inglaterra. Fue construida por Guillermo el Conquistador en 1078, convirtiéndose en símbolo de la opresión en Londres por parte de la nueva élite gobernante. Desde 1100 el castillo fue usado como prisión, donde torturaron varias personas durante el reinado de Tudor, pero este no era el propósito del castillo. 

El castillo como prisión se usó cuando personajes como Isabel I fueron retenidos dentro de estos muros. De aquí se saca el dicho de “enviar a la Torre” como sinónimo de enviar a prisión. Siete personas fueron ejecutadas dentro de la torre en un periodo de 400 años. 

En el siglo XX, la torre se restauró y cambió su significado histórico. Durante las guerras mundiales, la torre sirvió como prisión ejecutando personas acusadas de espionaje. Después de las guerras, se reparó el castillo tras los daños y se abrió al público, hoy es una de las atracciones turísticas más famosas del país. En 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por tratarse de una fortaleza del medievo normando bien conservada y por su significación como centro de poder ininterrumpido durante siglos de la historia británica y europea. 

Las joyas de la corona y la importancia de la Torre

Las joyas de la corona del Reino Unido son una colección de objetos ceremoniales guardados en la Torre, que incluyen insignias de coronación y las vestimentas usadas por los monarcas británicos. 

Estas joyas son símbolos de más de 800 años, esta colección es la más completa en el mundo. Los objetos utilizados para coronar a los monarcas británicos, que demuestran sus diversos papeles como jefes de Estado, gobernador supremo de la Iglesia de Inglaterra y jefe de las fuerzas armadas británicas, son algunas de las joyas que guardan estas joyas.  

El uso de insignias por  los monarcas en Inglaterra se remonta a cuando se convirtió al cristianismo en la Edad Media. Estas reliquias sagradas se guardaron en la Abadía de Westminster, el lugar de celebración de las coronaciones desde 1066, guardadas para las fiestas religiosas y las inauguraciones estatales del parlamento. Las insignias fueron utilizadas por los monarcas británicos desde que los reinos de Inglaterra y Escocia se fusionaran en 1707.

Las insignias contienen 23.578 piedras, entre ellas Cullinan I (530 quilates) el diamante tallado en bruto con calidad de gema más grande jamás encontrado, el epónimo Cullinan, la Corona del Estado Imperial (317 quilates), Stuart Sapphire, St Edward's Sapphire y Black Prince's Ruby. El diamante Koh-i-Noor (105 quilates) es el más reconocido y el que más problemas ha traído, fue adquirido por la reina Victoria de la India y ha aparecido en tres coronas de consorte. Desde 1831 se ha hecho una nueva corona, especialmente para cada reina consorte.

Entre estas joyas están las espadas de estado, las trompetas, las mazas ceremoniales, el plato de la iglesia, las insignias históricas, el plato de banquete y las fuentes de bautizo reales. Hacen parte de la gran colección real que pertenece a la monarquía como institución, y es entregada a cada monarca entrante. Cuando no están en uso estas joyas, se exhiben en la Torre, donde se estima que es visitada por 2,5 millones de personas cada año

Hasta el momento, el uso y disposición de las joyas es a partir de la persona que tome el trono. El valor de estas joyas no se incluye en la riqueza que adquiere el monarca, pues, estas joyas no se venden, no están aseguradas contra pérdidas, daños o robos y se describen como invaluables. Su mantenimiento está al mando del Joyero de la Corona, que limpia estas cada enero o cada vez que salen de la Torre. Los artículos más antiguos son conservados por expertos del British Museum, que mantiene un inventario de estas y es responsable de su exhibición.  

Vea también: ¿De cuánto es la fortuna de la reina Isabel II y cómo se repartirá su herencia?

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.