Opiniónmayo 27, 2022hace un mes

La semana del miedo

El país vive, tal vez, el momento más importante de su historia reciente, también uno de los más alarmantes por la intolerancia y el odio. El miedo rige.

La semana del miedoFoto: NoticiasRCN.com

Por: Gustavo Nieto*

Mis años de vida han sido marcados por episodios que de manera despiadada han dibujado el camino de Colombia en las últimas décadas y también el de mi generación. El miedo ha sido la constante.

Nací al tiempo con varios grupos guerrilleros a mediados de los 60.

Los 80 y los 90 estuvieron marcados por la criminal toma del M-19 al Palacio de Justicia y la guerra contra los carteles del narcotráfico que significó el asesinato de cuatro candidatos presidenciales, ministros, jueces, gobernadores y cientos de policías. Pero eso no fue todo miles de integrantes de la Unión Patriótica fueron víctimas de los paramilitares.

Con la caída de Pablo Escobar pensamos que el monstruo del narcotráfico había sido herido de muerte, pero el Proceso 8.000 nos recordó que no.

Años después el fracaso de los diálogos del Caguán no solo marcó el nuevo milenio también dejó un país casi fallido, una guerrilla asesinando y secuestrando sin distingo y la gente encerrada en las ciudades y como si fuera poco los paramilitares también acechando sin piedad. Miedo, mucho miedo se sentía en esos años. Pero ahora no mucho ha cambiado. Por cuenta de las disidencias de las Farc, el ELN y el Clan del Golfo, los colombianos seguimos amedrentados.

Siempre el miedo ahí. El miedo como compañero de vida, odiosamente fiel, no ha abandonado este país.

Y entonces uno podría creer que la democracia es el mejor recurso para sentirse libre, optimista, poderoso, pero ¡oh sorpresa!, hoy a pocos días de las elecciones presidenciales debo decir que no, que la democracia en cambio parece haberse convertido en otro rostro del miedo. Pensar en que podemos caer a un abismo; en que Colombia ya no sea un atractivo para la inversión extranjera; en que se pueda acabar con el petróleo con el sofisma del sol y el viento; en que los ahorros de la pensión se pueden perder y más temor genera en que nos podamos devolver 30 años en la atención de la salud.

Me resisto a creer que buena parte de los ciudadanos tengamos miedo de quien eventualmente llegue al poder. Creo que me gané el derecho a no sentir eso.

Si somos de los mismos, crecimos en las mismas calles, bailamos las mismas canciones, usamos los mismos dichos, comemos las mismas cosas, tenemos las mismas ilusiones, ¿por qué tener miedo de quién llegue al poder? No puede ser que, tras años de sentir zozobra por cuenta de las mafias, los guerrilleros, los paramilitares, los raponeros, los corruptos y hasta de la naturaleza, ahora también sintamos miedo de quien pueda gobernarnos.

La virulencia en las redes sociales es impresentable. La trampa y la mentira ahora son cátedra. El cambio es sinónimo de venganza. Por qué esa sensación de incertidumbre y temor si la democracia debiera ser una fiesta.

He sido testigo de no sé cuántas elecciones y ninguna tan angustiante como esta. Es increíble la banalización de la política y lo agresivo del debate. Claro que hay mucho por mejorar, pero no desde el odio.

Suficiente de miedo, aunque un poco tarde, quiero sentir que, por fin de verdad, este país es un "buen vividero" pero no a costa de nadie, sino a favor de todos.

Me niego a creer que estamos como los dinosaurios, que querían un cambio y escogieron al meteorito.

 

*Gustavo Nieto, subdirector de Noticias RCN.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.