Opiniónfebrero 23, 2022hace 6 meses

Las cortes legislativas

Empecemos por recordar que los magistrados no son elegidos por voto popular. Son elegidos de la manera más política posible y sin intervención de la ciudadanía.

Las cortes legislativasFoto: NoticiasRCN.com

Por: David Ghitis

@ghitis en Twitter

Miremos: La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura postula a los candidatos a magistrado de la Corte Suprema y del Consejo de Estado. Y la CSJ y el CE eligen a cinco de los seis integrantes de esa Sala del CSJ. Un círculo vicioso o un claro “yo con yo”. La garantía de la independencia de la Rama Judicial que pensaban lograr los diseñadores de ese mecanismo de elección termina volviéndose un mecanismo clientelista. Por otro lado, el Senado interviene en la elección de los miembros de la Corte Constitucional, y el Congreso, en pleno, decide quiénes serán los magistrados del Consejo Superior de la Judicatura.

Y para reírnos un poco hablemos de los magistrados de la JEP, que fueron elegidos indirectamente por los mismos criminales de lesa humanidad que se supone deben juzgar.

¿Y la ciudadanía? Bien gracias. Criticando al director técnico de la Selección de fútbol.

Y es que la ciudadanía expresa su inconformismo con muchas de las decisiones de estos magistrados las cuales tienen marcados visos políticos. Desde la aprobación del “fast track”, la aprobación del plebiscito que fue negado en las urnas, la prohibición del uso del glifosato para combatir la coca y ayer con la aprobación del aborto hasta los 6 meses de gestación, todas decisiones muy inclinadas, muy desbalanceadas.

Una reforma a la justicia, que es urgente, debería incluir un nuevo mecanismo para elección de magistrados de todas las cortes. En proceso en el que los magistrados sí sean elegidos por méritos y no por amistades o partidos políticos. El cargo de magistrado debe regularse para que un magistrado no salte de corte en corte. Un cargo de verdad de honor y no de amistad.

Recordemos el caso de la elección del sucesor de Mario Iguarán, y en el que la Corte Suprema de Justicia por varios meses dejó al país sin Fiscal General por diferencias con el presidente de turno, Álvaro Uribe. La terna presentada fue declarada “inviable” por la Corte por varios meses en lo que muchos calificaban como una clara transgresión de los límites en las funciones de la Corte al insinuar que la experiencia en derecho penal es un requisito a pesar de que la Constitución es clara en que para alguien ser fiscal “Debe reunir las mismas calidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia”.

¿Qué podemos hacer? Recuperar las instituciones. Una reforma a la justicia no es posible pues los magistrados se atravesarán en el camino y evitarán cualquier cambio que les afecte en su poder y, por supuesto, en su bolsillo. (El poder y el dinero son igual de adictivos; entre más tienes, más quieres.). Y para recuperar las instituciones debemos empezar por fortalecer el Congreso.

El 13 de marzo está a menos de 3 semanas. Las elecciones legislativas de hace 4 años tuvieron una abstención del 51%. Quiere decir que, de los 36 millones de colombianos habilitados para

votar en el 2018, 18’370,000 personas no ejercieron su derecho. Esos niveles de abstención son muy dañinos ya que en muchos casos esos que no salen a votar permiten que politiqueros con maquinaria se impongan por encima de los intereses de las poblaciones en las que ellos son los reyes ya sea por compra de votos o tráfico de influencias.

El voto ciudadano es una muy poderosa arma, pero es un arma que hay que utilizar. Es un arma para luchar contra políticos corruptos, contra maquinarias, contra familias dominantes, contra promesas incumplibles y contra promesas mentirosas.

El Congreso es un ente supremamente importante ya que es el que va a apoyar o frenar los proyectos del presidente, es el Congreso donde se decide qué se hace con la plata, cuáles leyes son importantes, qué derechos priman sobre otros, etc. Un Congreso fuerte puede impulsar las reformas que necesitamos para recuperar el control del país.

No salir a votar es permitir que una minoría decida por la mayoría que estaba ocupada criticando al técnico de la Selección.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.