¿Tener hijos hoy? La explicación de la psicología afectiva

¿Si tuvieses hoy 30 años elegirías ser padre o madre?


Miguel de Zubiría
enero 21 de 2022
06:45 a. m.
Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN

Por: Miguel de Zubiría*

@migueldezubiria en Twitter

La mejor decisión de la existencia

Soy padre de dos magníficos hijos. No es un decir, lo corroboran seis nietos. Significa que mis hijos se han hecho padres ejemplares de seis nuevos seres humanos, traídos al mundo a conciencia. Sin duda, luego de la pareja, ha sido la mejor decisión de mi existencia, por razones que veremos en un instante.

Comenzaba mi anterior artículo afirmando que la paternidad “es la decisión que hoy requiere mayor sabiduría, reflexión y decisión”. Puede ser la mejor, como me ocurrió a mí, o la peor, como le ocurre a millones de parejas, y muy en particular a personas solas. Si la tarea es compleja compartida con otro, para alguien sin pareja lo es infinitamente más.

Si hoy tuviese 30 años no sabría responder a ciencia cierta si quisiera tener hijos en las actuales condiciones altamente inestables e impredecibles. Con mucha frecuencia me preguntan por qué me producen tanto orgullo mis hijos. Mi respuesta incluye cuatro consideraciones.

¿Tener hijos hoy? La explicación de la psicología afectiva

1 - Sentido de vida

Desde el instante en que supe que iba a ser padre --lo queríamos, por supuesto-- sentí que mi existencia cobraba un gran sentido. Desde entonces, no me reducía a ser yo mismo, un individuo singular, sino que otro ser por nacer al mundo requería de mí no por un par de años ¡sino toda la vida!. Con mis hijos comprendí lo que tantas veces nos repitió mi madre, tal vez en referencia a su hijo mayor: “Hijos criados problemas doblados”. Por supuesto que sí.

Ya no podría encerrarme en mi torre de cristal existencial, debía responder por otro humano hasta el último día de mi vida. Con plena libertad yo lo había decidido. Pude no hacerlo y transitar esta vida como un ser intrascendente que se agota en sí mismo y es estéril psicológicamente. Pero no lo hice. Opté por el camino más difícil y empinado, y la vida me recompensó con un par de magníficos hijos. Desde entonces soy un humano tras-cendente. Mis hijos continúan la bella odisea iniciada por una muy remota arqueo bacteria. Genética y psicológicamente ellos son mi proyección. En gran medida me hacen in-mortal, y mucho más aún mis nietos.

2 - Formador

Por decisión pensada y totalmente libre, me hice padre desde su nacimiento. Esto es, un profesor que no sólo enseña matemáticas, o geografía, o inglés, ¡sino todas las asignaturas y los conocimientos humanos a la vez. Enseña a caminar, a reír, a pensar, a hablar y sobre todo a querer a los otros y a querer-se como genuinos seres

humanos, cada vez más escasos. No creo que exista una profesión más importante y necesaria que ésta. Y para demasiados de nosotros psicológicamente más satisfactoria. ¿Se te ocurre alguna? A mí no.

He participado en esculpir en cada uno de mis hijos su ser. Cada parte de su ser contiene algún movimiento, risa, pensamiento, palabra y afecto aprehendido de mí. Con mi magnífica pareja le destinamos miles de horas de nuestro tiempo para lograr enseñarles las cincuenta cualidades humanas esenciales: a ser emprendedores, brillantes, automotivados, generosos, y muchas más.

Y ahora tenemos la suerte de participar indirectamente en formar no a uno o dos, ¡sino a seis nietos! ¿Existe una profesión que le otorgue a sus profesionales más alegrías, logros, satisfacciones? No lo creo.

3 - Equidad

En gran medida con mis hijos les retribuyo a mis padres y a mi sociedad las miles de horas que dedicaron para que yo llegase a ser un humano orgulloso de sí mismo, de los demás y de su sociedad. Tengo hacia mis padres y hermanos una deuda de gratitud infinita. Y saldarla, al menos parcialmente, me llena de orgullo como ser humano. No me puedo imaginar vivir sin este sentimiento inmenso de orgullo.

4 - ¡He vivido cuatro vidas!

Estas sabias decisiones, tal vez las únicas, han amplificado por cuatro y ahora por nueve mi pobre singularidad. Por dos con mi pareja de toda la vida, por dos por mis hijos, por seis por mis queridos nietos.

Y no es un decir. He amado, conocido y participado de la vida de otros seres humanos terriblemente cercanos a mí desde el inicio hasta el final. No estoy ni nunca estaré irremediablemente solo, otros me quieren, me conocen y se interesan por mi vida.

Cuatro razones iniciales para entender lo que está en juego: el premio máximo de la existencia, del cual hoy se pierden millones de personas en su soledad e intrascendencia existencial. Por supuesto que mis hijos han sido la decisión más importante, impactante e irreversible de mí ya larga vida.

Comenzaremos a estudiar lo bueno, lo malo y lo feo de ser madre o padre. Te invito a seguirnos en esta pequeña y práctica serie de psicología afectiva.

____ ¿Si tuvieses hoy 30 años elegirías ser padre o madre?

*Psicólogo afectivo. Profesor de auto conocimiento. Premio Nacional de Psicología 2021.

Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN Google News Síguenos en Google News

Otras Noticias

Estados Unidos

¿A quién podría elegir Kamala Harris como candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos?

La actual vicepresidenta no ha sido oficialmente nominada por el Partido Demócrata, sin embargo, parece la opción más fuerte.

Resultados lotería

Resultado loterías de Cundinamarca y Tolima del lunes, 22 de julio de 2024

Entre las dos loterías entregaban casi 9.000 millones de pesos al premio mayor. Vea los números ganadores.


Alcalde de Chipaque habla sobre acusaciones de violación en su contra

'Cachete' de Jorge Rausch a Ilenia causó sorpresiva reacción en Alejandro Estrada

Fernando Uribe ya celebró su primer gol con el Deportivo Pereira: lo gritó con el alma