Nueva convocatoria le ayudará a pagar la pensión de su hijo | Por: Michael Sandoval

Esta convocatoria va dirigida a padres de familia o acudientes que se encuentren atrasados en los pagos de pensión a causa de la pandemia.

13 Feb 2021 6:02Por: Noticiasrcn.com

Por: Michael Sandoval*

@Libertariosed en Twitter

El lunes de esta semana se dio apertura a una nueva convocatoria 2021 para otorgar créditos condonables para el pago de pensiones de jardines y colegios privados que apliquen al Fondo Solidario para la Educación. Esta convocatoria va dirigida a padres de familia o acudientes que se encuentren atrasados en los pagos de pensión a causa de la pandemia.

Este proceso está divido en dos etapas: la primera, inició esta semana el 8 de febrero y está dirigida a 33.857 familias que quedaron en la lista de elegibles de la convocatoria del año pasado. Y la segunda, tendrá su apertura el 15 de febrero y está dirigida a nuevos padres de familia que apliquen a los beneficios de la convocatoria.

Esta línea permitirá la financiación de pensiones hasta por seis meses y cubre un máximo total de 1 millón 200 mil pesos. Recuerden que el nivel de condonación depende del estrato socioeconómico. Es decir, que a los estratos uno y dos se les condonará el 100 por ciento; para el estrato 3, se les condonará el 90 por ciento; y al estrato 4, el 50 por ciento del crédito.  

Los estratos 5 y 6, y quienes deban desembolsar el crédito, tendrán una tasa de interés subsidiada equivalente al valor del IPC del año vencido. Si quieren más información sobre esta convocatoria hagan clic aquí.

Mientras que esto ocurre en el sector privado y los colegios luchan por sobrevivir acatando todas las normas de bioseguridad y garantizando la vida y el aprendizaje de los niños, en el sector público la situación es diferente.

El 4 de febrero el sindicato de maestros –Fecode-- en un comunicado oficial manifiesta que no regresará a las clases presenciales porque, según ellos, es exponer la vida de los niños, las familias y los maestros.

Entendemos que estamos que esta es una situación difícil frente a la salud de las personas pero ¿por qué las dinámicas de lo público y lo privado son tan diferentes?

En primer lugar, entendamos que lo privado surge de un acuerdo voluntario y no coactivo. Es decir, usted de manera voluntaria inscribe a su hijo para que estudie en cierto colegio y usa una parte del fruto de su esfuerzo para que reciba la mejor calidad posible.

Por otra parte, está la educación brindada por el Estado, donde los maestros sindicalizados siempre buscarán ganar más y trabajar menos, porque para eso sirve un sindicato.

O ¿dígame usted qué persona inteligente se afiliaría a un sindicato para que lo pongan a trabajar más? No quiero decir con esto que todos los maestros del sector público sean perezosos y no quieran trabajar, existen maestros misionales que aman su profesión y le ponen alma, corazón y vida a su labor como docentes.

Pero en cada colegio existen unos personajes que todos conocen y que nadie puede tocar porque están protegidos por los sindicatos.

Los rectores a puerta cerrada le confiesan a uno que con ciertas personas no se pueden meter, e incluso que tienen relaciones con políticos que los hacen intocables a pesar de sus frecuentes fallas en su labor docente.

Las realidades son diferentes porque las lógicas son diferentes. Las lógicas del mercado son las lógicas de los acuerdos voluntarios, las lógicas de: si no te esfuerzas la gente no te va a recompensar con su dinero, la lógica de ponerte al servicio de las personas para que ellas te premien de manera económica.

La lógica estatal es: haga o no haga igual me van a pagar. ¿Entonces qué sentido tiene hacer las cosas?

Recordemos que Sócrates decía no hay nada que haga el ser humano que no sea por necesidad.

Por lo tanto, si esa es la realidad humana y las lógicas de lo público y lo privado, ¿no va siendo hora que los principales afectados por la educación de los niños, es decir las familias, pueden elegir la mejor educación posible para sus hijos?

Deben ser ellas las que definan a quién premian y a quién dejan de premiar por su esfuerzo.

¿Los recursos que nos quitan a los colombianos en impuestos no deberían ir direccionados a los que sí quieran trabajar, en lugar de premiar a los que no quieren hacerlo?

¿Usted dónde matricularía a su hijo? donde el desempeño del maestro depende directamente de su labor o donde depende de la labor de los sindicados para la generación de beneficios para sus afiliados. Trabajar menos y cobrar más, como lo diría la célebre filosofa Ayn Rand:

“Cuando adviertas que para producir necesitas la autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por el trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando repares que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio personal, entonces podrás afirmar sin temor a equivocarte que tu sociedad está condenada”.

* Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil

Noticias RCN Google News

NoticiasRCN.com

Te puede interesar