Colombiaabril 27, 2022hace 4 meses

Abusar niñas vírgenes y las aberraciones cometidas por 'Otoniel'

Revelamos las interceptaciones que relatan la práctica de abuso a menores vírgenes que se volvió costumbre dentro del Clan del Golfo.

‘Otoniel’ tiene una aberración: abusar sexualmente de niñas y adolescentes vírgenes entre los 12 y los 16 años. Muchas tuvieron que entregar su inocencia a cambio de camionetas, motos o fincas para sacar de la pobreza a sus familias. En otros casos, los adultos cercanos a las víctimas y los trabajadores del capo se las vendían.

Para satisfacer sus fetiches, ‘Otoniel’ se valió de una red de proxenetas que reclutaban menores a la salida de los colegios o en los parques de las poblaciones.

Vea el capítulo 1:  'Otoniel', los inicios de un criminal despiadado y máximo jefe del Clan del Golfo

Y durante sus seis meses que lleva de reclusión, Dairo Antonio Úsuga, ‘Otoniel’; ha insistido en su mayor necesidad: las visitas conyugales.

“Son más de 56 derechos de petición que ha hecho ese grupo de abogados que tiene este delincuente. Sorprendentemente sobre esos derechos de petición lo que más se pide siempre son sus visitas conyugales. Desesperado sí está en el entendido de que esa era su vida criminal, de ahí partía, de abusar de menores de edad”, aseveró el general Fernando Murillo, director de la Dijín.

Cada vez que se fijaba en una no paraba hasta doblegarla. “Hacía verificar cuáles niñas eran menores de edad vírgenes, son niñas vírgenes de 12 años, de 13 años, aquí no hay nada bueno y eran varias al mes”, aseguró el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional.

El rasgo más perverso de ‘Otoniel’ se reveló cuando el agente que lo perseguía abrió una línea de investigación que siempre dio resultado con los criminales.

“Siempre la debilidad son las mujeres, por ejemplo. Especialmente mujeres bonitas mujeres, públicas en este caso. Utilizan las empresas de modelos, actrices en algún momento y esta era una debilidad muy fuerte del narcotráfico”, explicó el director de la Dijín.

Lea además: "A esa rata la vamos a extraditar lo más pronto posible": Duque sobre 'Otoniel'

Pero ‘Otoniel’ no encaja en el estereotipo del capo conocido. “Evidenciamos que nunca ingresó a una mujer externa, de otra ciudad que no fuese de la zona de injerencia donde él se encontraba”, indicó un investigador de la Policía.

El cuento de terror de ‘Otoniel’

Niñas que al ser interrogadas relatan cómo ‘Otoniel’ las tomaba para armar su cuento de terror. 
Según narra Blanca Cartagena, una de las víctimas del jefe del Clan del Golfo, “a él le gustaba cualquier niña fuera cualquier raza, mulata, indígena, morena, blanca, como fuera. Tenía que tenerla y como él era el que tenía el poder, el control y la situación de las veredas, por X o Y motivo él las tenía”.

Daba la orden para que de cualquier forma la trajeran hasta él. Ofrecía hasta ganado a cambio de las menores. Su estrategia era cercar a las familias, acosarlas y amenazarlas. La muerte o sus hijas a cambio de una inexistente vida en la riqueza.

“Les mandaba a hacer casas nuevas, daba vehículos, motocicletas, joyas y empezaba cortejarla de una manera inusual para la región. Es una tentación que es una decisión de aceptar el bien o aceptar el mal”, agrega el investigador.

Proxenetas reclutaban a niñas y adolescentes a la salida de los colegios, pero antes de llevarlas hasta él les tomaban una foto para catálogo personal.

¿Qué fue lo que más me sorprendió? fue esa capacidad de hacer el mal sin sentir remordimiento

El álbum encontrado por los hombres en la zona guarda imágenes funestas de niñas entre los 12 y los 16 años, que una vez escogidas, eran llevadas a lomo de mula a la madriguera del depredador.

Según el director de la Policía, las niñas eran llevadas a una vivienda lista para que el capo abusara de ellas. 

Se habla de abortos y enfermedades de transmisión sexual y más aberrados que ‘Otoniel’, todos los que por dinero entregaron a sus hijas, hermanas o sobrinas para quedar bien con él. Una de las imágenes refleja el grado de la enfermedad, es una niña de 8 años que, según la Policía, habría sido cambiada por una finca para sus papás. 

Como a alias ‘La India’, ‘Estrellita’, ‘Platanera’, ‘La Negra’, ‘Andreita’, a todas las convirtió en sus amantes permanentes. Una de ellas en abril finalmente, en visita conyugal, pudo acompañar a ‘Otoniel’ con quien tiene un hijo.

Ya es mayor de edad. Han pasado algunos años desde el día que a los 12 estuvo por primera vez con él, por ella el capo libra una última batalla.

“Ahora que estamos cerca de su extradición ya le está pidiendo a la justicia de los Estados Unidos que lo más importante para él es esa famosa visita conyugal”, puntualizó el general Fernando Murillo.

Mañana 28 de abril a las 7:00 p.m. en Noticias RCN vea el segundo capítulo de 'Otoniel, el depredador de la mafia'. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.