Niño de 14 años aprendió a manejar mientras huía de los incendios en California

Niño de 14 años aprendió a manejar mientras huía de los incendios en California

Foto: AFP

Su familia tenía dos días preparándose para dejar su casa amenazada por el incendio Creek que arrasó más de 71.000 hectáreas.

10 Sep 2020 22:03Por: Noticiasrcn.com

A Rubén Navarrete le tocó aprender de golpe a conducir, su primera vez al frente del volante fue en una carretera angosta y empinada con un feroz incendio a sus espaldas.

Su familia tenía dos días preparándose, empacando todo, para dejar su casa en Cold Springs Rancheria, una reserva indígena amenazada por el incendio Creek, que arrasó más de 71.000 hectáreas en las colinas del bosque nacional Sierra, en el centro de California.

Vea también: Incendios en Estados Unidos han consumido más de 800.000 hectáreas 

Su tíos Jamie y Joshua Smith, con quienes vive desde hace varios años, lo estuvieron preparando.

"Es como un videojuego, Rubén", recuerda el pequeño de 14 años, quien se prepara para comenzar el noveno grado, que le decía su tío Joshua.

Y llegó el momento

El pasado lunes por la noche, la familia (los tíos, los tres primos y el hermano de Rubén, que depende de una silla de ruedas) recibieron una llamada cerca de la medianoche para que evacuaran cuanto antes.

Jamie al frente en su camioneta, Rubén al medio en una Chevrolet Traverse azul y Joshua en la retaguardia, con una pick-up que, para colmo de males, no tenía luces delanteras.

"Estaba muy nervioso, con mucho miedo", dice Rubén en el cuarto de hotel donde ahora vive con su familia en Clovis, una ciudad cercana adonde llegan los evacuados.

El fuego "estaba detrás de nosotros no quería ni ver porque tenía que estar enfocado, no quería chocar o algo. Pero si te asomabas por la ventanilla veías la colina empinada", rememora. "Era un largo camino... Creo que cuando iba por la mitad del camino me comencé a sentir más cómodo".

Le puede interesar: Rapidez del fuego en California amenaza a decenas de miles de personas

Era la primera vez que conducía, la primera vez que tenía que evacuar por un incendio.

Y hasta ahora los Smith no saben si su casa se mantiene en pie.

Jamie trata de no hablar mucho del asunto y en las camas del hotel colocó mantas que empacó para tratar de dar una sensación más hogareña. Desde su casa en las colinas hasta Clovis fueron unos 50 km.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar