Con innovación, sí se puede hacer una actualización catastral rápida y eficiente | Por: Olga Lucía López

¿Cómo logramos hacer esta actualización en menos de cinco meses y en un año con unas condiciones atípicas por la pandemia?

24 Ene 2021 6:00Por: Noticiasrcn.com

Por: Olga Lucía López* 

@OlgaLLopezM en Twitter 

En Colombia tenemos un municipio que es más grande que países como Bélgica u Holanda, tiene un poco más de 24 años de constituido, su población es en su mayoría indígena y nunca había tenido información catastral. Se trata de Cumaribo, en el Vichada, hogar de 43.000 personas y poseedor de una gran riqueza natural, de hecho, alberga al Parque Nacional El Tuparro.

El año pasado, en un tiempo récord de menos de cinco meses, desde el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) hicimos la formación catastral de la zona rural de este municipio, que corresponde al 99 por ciento de su área. Una tarea con la que logramos hacer visibles los más de 4.400 predios rurales que hoy hay allí, es decir siete veces lo que se tenía registrado; y los 950.000 metros cuadrados que se han construido, los cuales corresponden a tener 22 edificios de Coltejer.  

Con esta labor representamos la realidad del municipio y esto es equidad, pues así los gobiernos de diferentes niveles contarán con información para tomar decisiones acertadas, plantear políticas públicas acordes con las necesidades de la población y hacer una asignación de recursos más eficiente. Además, este es el primer paso para el ordenamiento social de la propiedad. 

Ahora bien, ¿cómo logramos hacer esta actualización en menos de cinco meses y en un año con unas condiciones atípicas por la pandemia? Gracias a la innovación. Como autoridad catastral, el año pasado definimos lineamientos técnicos que se centran en la calidad de la información y en el producto final, lo que permite a los gestores catastrales tener más flexibilidad en las metodologías y tecnologías utilizadas, y como parte de nuestro proceso de modernización innovamos en los procedimientos.

Por ejemplo, en Cumaribo realizamos la identificación de los cambios inmobiliarios antes de la operación para así planear la intervención; ubicamos actores clave, como líderes comunitarios o guardaparques, que aportaron desde su experiencia en el territorio, y adaptamos nuestro aplicativo de captura para llevar la trazabilidad del proceso. 

Además, utilizamos métodos de recolección de información indirectos, participativos y colaborativos: hicimos 147 reuniones, abrimos una ventanilla de información permanente, y encontramos puntos de encuentro con la comunidad de fácil acceso. 

Con estas nuevas metodologías, el año pasado no solo actualizamos Cumaribo, sino también el Distrito de Manejo Integrado de Cinaruco (Arauca), una de las mayores zonas protegidas del país, equivalente a seis veces el área de Cartagena, y otros 10 municipios, para un total de 6,9 millones de hectáreas, la mayor cifra gestionada por el IGAC en los últimos cinco años, y lo mejor es que tuvimos una optimización hasta del 60% en los recursos requeridos. 

Por eso, quiero hacerles una invitación a los alcaldes, gobernadores y gestores catastrales para que también innoven en los procesos y actualicen la información predial de sus municipios: sí se puede hacer en un tiempo corto, en medio de las medidas por la pandemia, y los beneficios son muchos, especialmente para la reactivación territorial.

*Directora General del IGAC

NoticiasRCN.com

Te puede interesar