Opiniónjulio 09, 2022hace un mes

Del reciclaje a la economía circular

Hemos construido un modelo lineal de producción y consumo basado en fabricar, comprar, usar y tirar, y los recursos se agotan.

La práctica del reciclaje se ha promovido mundialmente durante las últimas décadas, y en especial en el presente siglo, como una de las actividades más importantes que deben adelantar el ser humano y las comunidades.

Es claro que la acumulación de residuos es un problema en todos los países y que, aunque las tasas de reciclaje se han aumentado significativamente en algunas naciones como Suiza, Suecia, Austria, Alemania, Bélgica y los Países Bajos, en donde llegan a superar el 50% del total de sus desechos anuales, este sigue siendo un reto internacional de inmensas proporciones, que no da espera.

El promedio mundial de reciclaje solo alcanza el 13.5%. En regiones como Latinoamérica y África son de 4,5% y 4%, respectivamente. Así las cosas, por más esfuerzos realizados por los organismos multilaterales y los diferentes gobiernos, es claro que en este sentido el saldo de la raza humana con el medio ambiente crece, por mucho, en rojo.

Además, aunque reciclemos, es una realidad que los recursos naturales son finitos y que hemos construido un modelo lineal de producción y consumo basado en fabricar, comprar, usar y tirar, el cual inevitablemente los agota. El tiempo corre en contra y en la búsqueda de nuevas soluciones los gobiernos y las empresas están de acuerdo en que, además de reciclar, se debe implementar el concepto de la economía circular.

La economía circular aplica el principio básico de reducir, reutilizar, reparar y reciclar. Uno de sus principales retos es gestionar eficientemente los recursos limitados de nuestro planeta para evitar el colapso que conlleva el despilfarro al que estamos acostumbrados, desentendiéndonos de las externalidades de los productos que están en el mercado.

Hay que entender que la economía circular no se basa en el reciclaje porque busca que, desde su diseño y elaboración, los productos puedan reutilizarse varias veces y no se conviertan en residuos. Es decir, alargar su utilización en el tiempo mediante mantenimiento, reparación, redistribución, reacondicionamiento o ciclos de remanufactura para reciclar lo menos posible. Por ejemplo, en la economía circular reparar electrodomésticos y aparatos electrónicos es una forma de evitar que se conviertan en residuos.

En pocas palabras la economía circular responde a la incoherente demanda de materias primas para la producción de bienes y servicios de una sociedad que se basa en el consumo, la cual extrae sin control los recursos naturales para fabricar cosas que se dañan rápidamente y luego deben volver a adquirirse.

Se debe reconocer que la economía circular está siendo apropiada por los gobiernos y muchas compañías. Sin embargo, deseo hacer una reflexión muy importante para nuestro futuro: ¿Desde las empresas estamos explicando al ciudadano del común en qué consiste?, ¿Cuáles son sus beneficios?,¿Cómo aplicarla a nivel individual? y, lo más importante, ¿Incidimos para su cambio comportamental? Recordemos los inmensos esfuerzos que se han realizado por décadas para explicar el reciclaje y los escasos resultados obtenidos (13.5% de promedio mundial actual).

Aplaudo la voluntad por cambiar las formas de producción desde la economía circular. La primera etapa ya está en curso, se ha logrado el compromiso empresarial para repensar el diseño de sus procesos y se están haciendo muchos de los ajustes que se requieren. Pero hago un llamado para que el empresariado y las autoridades comprendan que también es fundamental educar al consumidor que por siglos ellos crearon. 

El éxito de la economía circular depende de la información y la formación que se le brinde de manera inmediata a la ciudadanía para concientizarla de su importancia. Aquí es fundamental ahondar en los problemas que se han tenido para promover un reciclaje eficiente y aprovechar las enseñanzas obtenidas para no caer en la misma situación porque, no me canso de decirlo, no tenemos más tiempo y todo indica que el único futuro posible es mañana. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.