Opiniónenero 08, 2022hace 9 días

Los monopolios estatales siempre han sido un fracaso

La Previsora, empresa estatal que viola los derechos electorales

Los monopolios estatales siempre han sido un fracaso, lo vemos en educación, transporte, salud, pero hay un ámbito del que casi nadie habla y es el de los seguros, La previsora es una empresa estatal de seguros donde si usted quiere participar en política tiene que pagar pólizas de cientos de millones de pesos para hacer parte de las contiendas electorales, hoy les voy a contar la historia de dos movimientos políticos que por ahora están por fuera de las próximas elecciones al Senado gracias al monopolio estatal de los seguros.

Esto es lo que está pasando con los movimientos Coalición País y Unión con Fortaleza, donde en el primer caso La Previsora nunca les envió el recibo de consignación para poder pagar la póliza y en el segundo caso les negaron la venta de la misma porque en la contienda electoral del 2018 no se alcanzó el umbral para reposición de votos, así que la Registraduría hizo efectivo el riesgo por el cual se había pagado cientos de millones de pesos y que se suponía que ya estaba cubierto, entonces uno se pregunta ¿Para qué cobran una póliza de riesgo? ¿Acaso eso no es lo que cubre ese riesgo? Y sobre todo ¿Por qué si eso ocurrió en el 2018, se viene hacer efectivo este cobro hasta ahora? ¿Será que no quieren que los exmilitares participen en política? ¿Será que no quieren la participación de otros movimientos políticos? ¿Será que hay más movimientos políticos con este tipo de problemas? ¿Debería existir el monopolio de los seguros electorales? ¿No es muy peligroso eso? ¿Qué está detrás de este monopolio estatal de los seguros?

Lo que es claro es que los obstáculos para participar en política son muy grandes, es una gran mentira que cualquiera puede ser elegido como representante de las comunidades y si a todos los obstáculos que ya existen se le suma el hecho de que la aseguradora La previsora no quiere venderle las pólizas a los movimientos independientes que quieren participar en la contienda electoral, qué nos queda a los ciudadanos comunes y corrientes, parece ser que para participar en política lo que usted debe hacer es cometer delitos de lesa humanidad, para evitar todos estos trámites e ir directo al Congreso.

Estas son las consecuencias de la bien nombrada administración pública, para poder entender este tipo de fenómenos debemos aferrarnos a una idea, el Estado no existe, es una invención, es un mito, en nuestra cabeza puede existir la idea de Colombia, Cundinamarca o a través de un mapa, pero no tiene existencia real, es un mito que tienen las personas en su mente.

Existen personas, un grupo de personas organizadas que monopolizan la fuerza y la violencia física, estas personas decidieron cuáles ámbitos de la vida social son gestionados por ellos y cuáles por el mercado, es decir, que la administración pública se encarga de aquellos ámbitos de la economía socialistas, por ejemplo el Estado decide que va a prestar el servicio educativo, el transporte o en este caso los seguros, en síntesis la administración pública no es más que un grupo de personas que a través del uso de las armas dominan el monopolio de un sector de la economía.

Los problemas que generan este tipo de administración se pueden vivenciar en una partida de póker, cuando usted juega el póker con dinero de verdad, es muy distinto a cuando usted lo juega con botones o dinero de mentiras y la diferencia radica en que usted cuando juega con dinero ficticio no asume las pérdidas y tampoco los beneficios, mientras que cuando usted juega con dinero real, usted disfruta de las ganancias y asume las perdidas con el dolor correspondiente.

Es decir que en la administración pública falta el elemento esencial de la economía de mercado y este es el cálculo de beneficio y costes, sin estos elementos no tenemos manera de orientar la producción, es decir que no hay un criterio racional y en consecuencia no tenemos la información necesaria para saber si tenemos que invertir más en educación o menos, más en sanidad o menos, más en obras públicas o menos y los criterios de administración de los bienes son puramente políticos, por lo tanto, responden a la presión de grupos o de quien está ocupando los aparatos de poder del Estado, por eso La Previsora puede vender o no a su antojo las pólizas, con el agravante de que está violando el derecho fundamental de participar en política estipulado en el artículo 40 de la Constitución de este país, así que mucho ojo con los monopolios estatales.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.