Tecnologíaoctubre 25, 2021hace 7 meses

Age of Empires IV, reseña: cuando los videojuegos son una herramienta educativa

Después de 15 años un clásico de PC regresa con una propuesta llena de variedades y mucho por aprender.

Age of Empires IV, reseña: cuando los videojuegos son una herramientaFoto: Xbox |

Si eres un jugador de antaño conocerás muy bien esta saga, porque fue una de las más importantes de PC hace unas décadas e incluso marcó la puerta de entrada para muchos al género de los juegos en estrategia en tiempo real. Así que, tras 15 años sin un título en la franquicia, Age of Empires IV llega con un conceto fiel a su historia, pero con una baraja de novedades que llamarán la atención de aquellos que nunca lo jugaron.

Al ser un juego de Xbox Game Studios, ya está disponible en Game Pass, pero también se puede adquirir a través de Steam y sus desarrolladores prometieron que en el futuro llegará más contenido, para sumar más civilizaciones a las ocho que ya tiene.

Lee también: Xbox Game Pass aumenta sus suscriptores, aunque menos de lo esperado por Microsoft

¿Qué de nuevo ofrece AOE IV?

En lo personal siempre tuve una duda grande de qué cosas nuevas podría hacer AOE, porque incluso jugando los títulos clásicos, ya se sentía una formula con muchas cosas inventadas y establecidas, que parecía difícil darle giros a ciertas mecánicas o innovar en algo que ya estaba tan perfectamente equilibrado.

Pero apenas arranqué a jugar el tutorial me di cuenta de todo lo nuevo que este juego va a ofrecer. En primer lugar, los asedios ya no serán tan sencillos de ejecutar, por lo que no bastará con tener un ejercito grande de soldados si hay una muralla por delante, porque no podrán contra ella y será necesario tener arietes para poder derrumbarlas, varios de ellos nos permitirán atacar directamente la muralla y otras poder escalarla para matar a los arqueros y entrar a las ciudades.

Así que aquí encontramos una gran novedad que no solo afectará nuestra estrategia ofensiva, sino que también para nuestra defensa tener murallas fuertes será clave. Además de gestionar la construcción de estos arietes, que no están a cargo de las bases sino de los propios soldados.

Luego nos vamos a encontrar con una variedad interesante de civilizaciones. Más que nunca estará clara la diferencia entre los ingleses, franceses y, sobre todo, los mongoles. Estos últimos sirven de ejemplo para explicar los cambios, porque este pueblo es muy diferente al resto, al ser nómadas podremos llevar nuestras bases a otros territorios y no serán construcciones muy grandes, sino más bien pequeñas y básicas, además son pueblos saqueadores, por lo que al atacar otro pueblo e ir destruyendo sus casas y demás, iremos robando sus recursos. Adicionalmente, su ataque es un poco más ‘brutal’, sus caballos son un elemento importante y siempre van al frente.

Lee también: Twitch añade un botón para retroceder un stream en vivo

Y así sucede con las demás civilizaciones, que tienen sus variaciones no solo en los tipos de construcciones, sino en la forma en la que obtienen los recursos y los estilos de ataque.

Otra novedad importante será la variedad de misiones. El modo campaña es un deleite narrativo, la forma en la que nos cuentan la historia es de documental (ya ahondaremos en esto) y cuenta con un amplio repertorio de misiones, ya que no todas se limitan a simplemente obtener recursos, construir lugares, crear un ejercito y atacar. Sino que algunas solo se centrarán en una batalla histórica de la edad media y deberemos ejecutar la misma estrategia que los antepasados, entonces por momentos deberemos hacer emboscadas, escondiéndonos en arboles y diferentes puntos del mapa para acabar con ejércitos más grandes que los nuestros. Dándole un gran enfoque estratégico que seguro nos servirá para ir aprendiendo para los demás modos de juego. Además, los líderes o héroes cuentan con una habilidad especial que afecta a los soldados, algunos dan más armadura, más velocidad o más fuerza durante cierto tiempo.

Entre los modos de juego también están las Escaramuzas, que son las tradicionales con las que jugaremos contra la IA, creando nuestra civilización de cero y buscando derrotarlas. Aunque habrá novedades en los mapas, algunos con más montañas que otros o también objetivos intermedios, como apoderarse de altares para poder avanzar.

Lee también: GTA Trilogy Remastered anuncia su fecha de lanzamiento y muestra sus mejoras

El videojuego como herramienta educativa

Todo lo que ya les contamos anteriormente es un deleite jugable, pero sin duda el gran golpe en la mesa que da AOE IV está en la forma en la que nos cuenta la historia en el modo campaña.

Si eres amante a ver documentales de historia, de guerra, de civilizaciones antiguas y todo esto, este juego será los disfrutarás mucho. Antes de cada misión el juego nos va poniendo en contexto, contando qué pasó en ese momento y cómo los reyes y soldados fueron atacando, lo que sucedió tras ese ataque, cómo creció una civilización y la importancia de hacer cierto asedio.

Todo con cinemáticas dramatizadas y tomas en los campos de batalla reales, que nos da una sensación muy grande de inmersión. Incluso hay actores de carne y hueso que van creando la escena que vamos a jugar. Adicionalmente, cada misión nos permitirá desbloquear videos para aprender aún más, explicando cómo se creó la catapulta, las ballestas o cada una de las armas que se usaron.

Esta es una herramienta educativa con mucho potencial. Porque quizás para muchos la historia pueda ser aburrida o poco trascedente, pero cuando nos encontramos con una narrativa como esta, de verdad que provoca ir por palomitas de maíz y sentarse a ver todo el trabajo investigativo que hubo detrás de este juego.

¿AOE IV vale la pena?

Entonces… ¿Age of Empires IV vale la pena?

Si eres un jugador de PC o recuerdas esta saga con nostalgia, es un sí gigante. Hay muchas cosas mejoradas y las partidas darán siempre algo nuevo. El juego luce muy bien, y aunque hay algunos fallos en la inteligencia artificial, tanto de enemigos como nuestro ejército, se disfruta sin problemas. Además, cuenta con una narrativa histórica que ningún otro juego puede dar, contando el hecho real y luego poniéndonos a resolverlo.

Eso sí, es un juego para gente con tiempo. Las partidas pueden tardar algunas horas y no es nada casual. La campaña dura unas 35 horas, pero si no eres muy hábil puede ser más. Así que es algo a tener en cuenta.

Pero AOE IV es una linda sorpresa, que trae un gran paquete de novedades, mucha intensidad en los combates, pide atención a la gestión de recursos y su apartado narrativo es una herramienta educativa con un potencial único.

 

Te puede interesar: En marketrcn.com encuentras productos de tecnología increíbles con descuentos imperdibles

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.