Bogotájulio 25, 2022hace 22 días

Ley Rosa Elvira Cely: los retos de las instituciones para proteger a las mujeres víctimas de violencia

Tras el feminicidio de Rosa Elvira Cely, el país avanzó en la implementación de herramientas para facilitar el acceso a la justicia de las mujeres.

El feminicidio de Rosa Elvira Cely fue una tragedia que conmocionó al país, no solo por los horrores que marcaron el suceso, sino por la tardía respuesta de las instituciones para atender un caso que, según la familia de la víctima, se pudo haber evitado.

Diez años después de su muerte y a siete años de la promulgación de una ley que, con su nombre, logró tipificar el feminicidio como un delito autónomo en Colombia, hablamos con Lisa Gómez Camargo, subsecretaria de la Mujer, para conocer los avances a nivel distrital en la prevención y atención de casos de violencias contra la mujer.

¿Cómo avanzó el Distrito para prevenir y atender casos de violencia?

El caso de Rosa Elvira no solo movió a la sociedad, sino también a las entidades. Cuando empezamos a ver qué había pasado en su caso y la respuesta institucional, nos dimos cuenta de que no teníamos una línea de atención. Empezamos a trabajar con la línea 123 y la Secretaría de Seguridad y creamos una marca para que cada vez que entre una llamada en la que se identifique riesgo de feminicidio o maltrato se haga transferencia del servicio, esa fue la razón por la que creamos la línea púrpura.

Vea también: "No se puede quedar en el papel": hermana de Rosa Elvira Cely sobre ley de feminicidios

Hoy lo que tenemos es esa marca para casos de posible feminicidio y un equipo en el 123 para revisar esos incidentes y generar alertas para que la Secretaría de la Mujer se desplace hacia el punto de atención. Esto ha hecho que las llamadas sean remitidas a la Secretaría, nosotros hacemos el acompañamiento y activamos la ruta.

¿Cuál es la ruta para denunciar un caso de violencia de género?

La ruta es diferente dependiendo de la situación, pero siempre hay cuatro elementos básicos. El primero es recibir información y orientación, abrir la primera puerta. Ahí les recomendamos comunicarse con la línea púrpura distrital 018000112137, una línea gratuita y 24 horas que tiene un equipo especializado en el tema que le explica a la mujer como arranca la ruta. Es muy importante tener información. Las mujeres en el resto del país pueden llamar a la línea 155.

Lo segundo es la atención en salud, antes de ir a poner la denuncia o de activar el acceso a la justicia, lo primero es atender la salud de la víctima.

Lo tercero es que las mujeres tenemos derecho a contar con una medida de protección. Si nuestra vida está en riesgo, si enfrentamos una situación de violencia en la que el agresor está en la casa, no se quiere ir o sabe donde estamos, es importante solicitar una medida de protección en una Comisaría de Familia.

Le puede interesar: Conozca las rutas de atención y prevención de violencias contra la mujer en Bogotá

Lo último es el acceso a la justicia, ahí arranca el proceso. Poner la denuncia permite que haya una respuesta del Estado pero, además, genera una obligación de actuar en debida diligencia y garantizar la vida de las mujeres.

¿Hay algún otro canal aparte de la línea púrpura?

El Whatsapp de la línea púrpura también nos ha permitido esto, tenemos el servicio disponible para brindar una respuesta oportuna para las mujeres. Nuestro Whatsapp es 3007551846, ahí van a encontrar a alguien que les pregunta qué está pasando, en dónde están ubicadas y si prefieren continuar con la orientación por llamada o vía chat.

Además, se entrega toda la ruta de atención y si hay alguna situación de riesgo, se hace un contacto con la línea 123. Este servicio es 24 horas, la línea púrpura es gratuita, se puede llamar desde el celular o escribir.

Hay un tema clave también en la línea púrpura y es que estamos pensando también en la inclusión, entonces tenemos un servicio de videollamada para que las mujeres con discapacidad auditiva puedan comunicarse con la línea y tener la orientación e información frente a sus derechos.

¿Cuál es la diferencia entre un feminicidio y un homicidio?

Hablar de feminicidio significó, con la ley, poder denominar de una manera específica la situación de violencia que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres. Es la expresión más crítica de la violencia, la cual es una forma clara de desigualdad y discriminación.

Entonces, cuando hablamos de feminicidio estamos hablando del asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. Y ¿eso qué significa?, porque a veces es difícil comprender qué es eso de ser asesinada por el hecho de ser mujer. Significa que nacer mujer o identificarse como mujer genera una situación o una posición de desigualdad en la estructura social y que alguien se considera con el derecho de apropiarse de tu cuerpo y castigarte hasta el punto de ser asesinada.

Lea además: Rosa Elvira Cely y los feminicidios en Colombia: diez años de una tragedia que se repite

Es diferente a un homicidio, sí. Porque también hemos visto que los hombres no son asesinados por ser hombres, son asesinados por situaciones particulares en las que desafortunadamente pierden la vida. Esto no significa que uno valga menos que otro, porque estamos hablando de la pérdida de la vida, pero significa que ocurre en situaciones distintas y que además manda un mensaje social distinto. Cuando una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer, el mensaje que le estamos dando a la sociedad es que la vida y el valor de la vida de las mujeres es distinto y que cualquiera puede apropiarse del cuerpo de las mujeres y puede generar una situación a tal punto de desigualdad y discriminación que te lleve a la muerte.

¿Por qué es importante denunciar al primer indicio de violencia?

No es fácil denunciar, como no es fácil ser víctima de violencia. Las razones por las que las mujeres somos víctimas de violencia es porque somos mujeres y porque en la estructura social ser mujer significa tener menos valor y tener menos oportunidades. Pero cada vez que tomamos la decisión de denunciar y seguir adelante pese a las situaciones de violencia que estamos viviendo, significa cambiar esta estructura social. Es muy importante denunciar y buscar ayuda, porque dar ese primer paso significa la posibilidad de tener una respuesta y un acompañamiento. Trabajamos todos los días para que no estén solas en ese paso. Nuestra invitación es: den el primer paso, nosotras estamos aquí para acompañarlas a dar el segundo, para que la ruta y el acceso a la justicia sea una realidad para las mujeres y para que las demás puedan tener un escenario y una oportunidad de vivir libres de violencia.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.