Colombiamayo 08, 2022hace 2 meses

Maternidad tras las rejas: así es el Día de la Madre para las mujeres privadas de la libertad

Después de dos años de no recibir visitas por el covid, este domingo recibirán el anhelado abrazo de sus hijos. “Todos los días pido a Dios que no me olviden”.

Día de la Madre para las mujeres en las cárcelesMujeres en las cárceles / Foto: captura de vídeo Acción Interna

Conciertos, comida, actividades lúdicas y visitas, así celebran las reclusas su día. Dentro de los centros penitenciarios de Colombia, las mujeres también conmemoran el Día de la Madre, aunque de manera distinta y en algunos casos, lejos de sus hijos.

Madres privadas de su libertad

La maternidad dentro de una prisión, “sin duda es de las cosas más difíciles para las mujeres”. El informe ‘Mujeres y Prisión en Colombia’, de la Universidad Javeriana, la Cruz Roja y el Centro de Investigación y Docencia Económica de México, muestra que cerca del 85% de las 6.915 mujeres que están encarceladas, son madres.

Además de que, en su gran mayoría, son cabezas de familia y solteras. Esto afecta de manera negativa a sus hijos que, generalmente, son menores de 18 años, y algunos se ven obligados a conseguir un trabajo para el mantenimiento de su núcleo familiar, o en situaciones menos favorables empiezan a consumir sustancias psicoactivas y alcohol.

Los niños que nacen en las cárceles

Nicolás Martínez Durán, es parte de la Fundación Acción Interna, que se dedica a trabajar para mejorar y dignificar la calidad de vida de la población carcelaria y poscarcelaria, esto incluye a las mujeres que son madres. De acuerdo con Martínez, las internas pueden vivir con sus hijos en la cárcel durante sus primeros años.

Ocupan patios especiales en los que hay jardines e instalaciones adecuadas para los niños. Cuando cumplen tres años, los menores deben ser entregados a algún familiar que pueda hacerse cargo. Estos procedimientos están liderados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), por eso, en caso de que los niños no tengan quien los cuide, la entidad 'se queda' con ellos.

Le puede interesar: Nueva jornada de 'Bogotá despierta' por celebración del Día de la Madre

Leidy Cardona tiene 24 años, es auxiliar de cocina en Segundas Oportunidades, un restaurante que da trabajo a expresidiarios. Perdió su libertad durante cuatro años, por el delito de tráfico de estupefacientes. Hace poco cumplió su pena, y ahora tiene en su vientre a su hijo, en cuatro meses se convertirá en mamá. La mujer, cuenta desde su experiencia, cómo se vive la maternidad dentro de un centro penitenciario.

“El ICBF se los lleva (a los niños) y se supone que los devuelven cuando uno sale, si no los adoptan, pero recuperarlos es muy difícil”. Leidy relata la historia de una de sus compañeras “que era mamá, entró a la cárcel y tuvo que dejar a sus tres hijos, cuando salió, ellos ya habían tomado un mal camino. Ahora que está libre, ella trata de ayudarlos, pero no, no se dejan, ellos ya son grandes y no escuchan”.

El miedo al olvido

En uno de los formatos que presenta la Fundación Acción Interna, las reclusas escriben cartas a sus hijos. La mayoría coincide en una sola cosa: les da miedo ser olvidadas. Es el caso de Ruth Aidé, mujer de 41 años condenada a 16 años de prisión. Actualmente, está cumpliendo su pena en la cárcel de mujeres de Bogotá, desde hace casi tres años.

“Carta para mis hijos Juan Pablo Osorio González y Sandy Angélica Osorio González”, escribe Ruth. “Hijos míos, espero que Dios siempre los bendiga, proteja y libre de todo mal".

"Por medio de esta carta quiero decirles que mi amor por ustedes es incondicional, no saben cuánto los extraño y espero verlos”, continúa, “todos los días oro por ustedes y le pido a Dios que no me olviden, al menos no se olviden de mi rostro. Les pido perdón a los dos por no poder estar juntos en los años más importantes y hermosos de sus vidas, me imagino cuanto les hago de falta y todo lo que les ha tocado luchar sin mí, solitos por el mundo”, concluye la mujer, y luego promete a sus hijos salir victoriosa de su condena, de la que aún le faltan 13 años por pagar.

Lea, además: Día de la Madre: el regalo que añoran las mujeres wayuu

Así es el Día de la Madre para las mujeres privadas de la libertad

El Día de la Madre es la segunda celebración más relevante del país después de Navidad, según Fenalco. Dentro de las cárceles en Colombia, todos los años las internas conmemoran su día. “Nos daban desayuno y almuerzo especial, el que daban para cualquier evento, al desayuno tamal y al almuerzo una carne a la plancha (…) a veces llevaban cantantes de esos que cobran económico, y repartían rosas. Además, para ese fin de semana había prioridad para que los hijos visitaran, pero el tiempo era muy poco, debería ser mucho más”, cuenta Leidy.

Adicionalmente, los programas de Acción Interna buscan que en los centros penitenciarios se destaque su rol como madres, sin importar las condiciones en que viven. Durante todo el mes de mayo las mujeres pueden tomar programas de formación, actividades de crecimiento como yoga, meditación, y prácticas que permitan mejorar su salud mental, sobre todo en temas de ansiedad, depresión, estrés, y otras enfermedades que se aumentan al estar privadas de la libertad.

Este domingo, las madres tendrán dinámicas de empoderamiento femenino, conciertos y un preciado regalo: “los hijos de las mujeres privadas de la libertad hicieron unos dibujos y estos se plasmarán en unas pañoletas que les entregaremos a sus madres. La idea es poder apoyar a la mayor cantidad de mujeres que viven alejadas de sus hijos”, concluye Nicolás Martínez, de Acción Interna.

Puede leer: No perder la creatividad: la clave para celebrar este Día de la Madre

Finalmente, después de dos años en los que las mujeres no pudieron recibir visitas, por motivo de la pandemia de covid-19, este 8 de marzo, las madres privadas de la libertad recibirán nuevamente la anhelada visita de sus hijos.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.