Economíaoctubre 08, 2020hace 2 años

Colombianos devolvieron 278.000 tarjetas de crédito en un año por la crisis

Entre julio de 2019 y julio de 2020 los usuarios de los bancos prefirieron devolver los plásticos o ponerse al día ante la crisis económica generada por la pandemia del covid.

Para el mes de julio, según cifras recientes de la Superintendencia Financiera de Colombia, 114.000 tarjetas de crédito estaban vigentes en el mercado, esto representa una disminución de 278.000 si se compara con el mismo mes del año pasado.

Durante la pandemia, los usuarios de los bancos han preferido devolver los plásticos o ponerse al día. “La cartera de crédito vencida con más de 30 días de mora ha mostrado una mejoría importante con respecto a febrero de este año y esto obedece a las políticas de alivios de las instituciones bancarias para ayudar a los deudores en todo este tiempo”, afirma James Hernández, presidente y cofundador de Trust Corporate.

Vea también: Superfinanciero responde dudas sobre servicios bancarios durante cuarentena

Los colombianos también les han dado un mejor uso a sus tarjetas de crédito y han evitado su uso. El año pasado en julio se hicieron compras con tarjetas de crédito por $4,7 billones, esto bajó $1,4 billones hasta los $3,3 billones.

Para el mismo periodo, los avances, que no son muy recomendados, pasaron de $1,8 billones a $818.000 millones este año y las compras en el exterior de 1 billón de pesos a 500.000 millones de pesos.

Al momento de asumir una deuda es necesario establecer muy bien el tipo de uso que se le va a dar.

“Debemos entender que existen deudas “buenas” y otras “malas”, por lo que para responder a qué tipo pertenecen siempre nos deberíamos hacer las siguientes preguntas: ¿qué valor agregado me va a dejar esta deuda? ¿ganaré dinero con ella? ¿qué beneficios me traerá si la asumo? y ¿tengo claro el destino que le voy a dar a estos fondos?”, explica Hernández.

¿Buena o mala? Esto es lo que debe saber antes de asumir una deuda:

  • Deudas de inversión: son aquellas 'deudas buenas' porque traen un beneficio en el futuro y se revalorizan con el tiempo. Principalmente son deudas que se enfocan en el pago de estudios o la inversión en una propiedad que va a aumentar su valor con el paso del tiempo, y que puede permitir dejar de pagar un arriendo o ser aprovechada para iniciar un negocio.  
  • Deudas de consumo: son las denominadas 'deudas malas', ya que no producen ningún tipo de provecho y que además tienen como característica principal que pierden su valor fácilmente con el paso del tiempo. Estas deudas se presentan con mayor frecuencia en los casos en que se pide financiamiento para comprar tecnología, la cual pierde utilidad en el tiempo de manera realmente fácil. 

Le puede interesar: Conozca cómo usar las tarjetas de crédito para que no sean un dolor de cabeza

La recomendación es que en tiempos de crisis el enfoque debería ser asumir únicamente las deudas de inversión.


Lidis Ribón Aislant - 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.