Internacionalagosto 05, 2022hace 11 días

La odisea del colombiano en EE. UU.: ¿aún es cierto el sueño americano?

La tasa de desempleo cayó a 3.5%, volviendo al mismo nivel registrado antes de la pandemia por coronavirus. Análisis.

La tasa de desempleo cayó a 3.5% en Estados UnidosLa tasa de desempleo cayó a 3.5% en Estados Unidos, Foto: / AFP

El mercado laboral estadounidense creció sólidamente en julio, una cifra que sorpresivamente se fortaleció en un momento crítico para la economía, por una posible recesión técnica. La tasa de desempleo cayó a 3.5%, volviendo al mismo nivel registrado antes de la pandemia por coronavirus en 2020, cuando la economía se vio fuertemente afectada.

Este índice es una cifra alentadora debido a que es el nivel más bajo de desempleo en 50 años, de acuerdo con el Departamento del Trabajo. En julio Estados Unidos creó 528.000 puestos de trabajo superando las previsiones al igual que mayo y junio, que también sobrepasaron las estimaciones.

"El crecimiento fue generalizado, liderado por la creación de empleos en los sectores de ocio y hospitalidad, servicios profesionales y comerciales y atención médica", señaló el Departamento de Trabajo.

Estos datos respaldaron al gobierno del presidente Joe Biden quien aseguró que este informe era un “progreso” y el resultado de su plan económico, a pesar de la contracción de la economía del país en los últimos dos trimestres, con lo que el mandatario busca demostrar que el PIB no es un índice suficiente para declarar recesión.

La solidez del empleo es un indicio para la Casa Blanca de que el país puede enfrentar la inflación sin caer en un periodo de recesión, pero ¿qué tan cierto es?.

Puede leer:¿Mercado más caro? Los alimentos que subieron y bajaron este mes.

¿Continúa siendo 'el sueño americano'?

Estados Unidos, el principal país de envío de remesas en todo el planeta, según datos del Informe Sobre las Migraciones en el Mundo (IOM), ha tenido un aumento significativo del flujo de migrantes en especial latinoamericanos, impulsados por los conflictos políticos y las crisis sociales y económicas de la región, sumado al aumento de solicitudes de asilo y refugiados.

Cristian Romero, un colombiano radicado en Carolina del Norte desde hace cinco años, ha hecho parte de la masiva migración de latinoamericanos a Estados Unidos durante la última década, y ha visto la transformación de la economía desde antes de la pandemia, cuando la divisa estadounidense recién superaba los $3.000 pesos colombianos.

“A pesar de que el dólar antes valía menos, con respecto a lo que se podía comprar con el salario era mucho más. Por eso hoy en día es mejor enviar el dinero a Colombia que gastarlo aquí en Estados Unidos”, afirmó Romero.

Para el colombiano que se ha desempeñado en labores de obra y como conductor, la oferta laboral es una ventaja, pues desde que llegó al país no ha durado más de un par de semanas sin trabajo, sin embargo, asegura que antes de la pandemia los salarios eran mejor pagos, y era suficiente con un oficio, hoy en día es mucho más común que los extranjeros tengan dos y hasta tres trabajos para combatir el alto costo de vida y poder enviar las remesas a su país.

Vea también: Inflación en Colombia por el cielo: en julio fue de 10,21 %.

Un caso más reciente es el de Daniela Poveda, recién graduada de Derecho en Colombia, quien decidió migrar hacia Estados Unidos hace cuatro meses y se encuentra desempeñando labores en restaurantes y en el sector de servicios de estética.

“No ha sido el sueño americano que planteaban”.

En cuanto al tema salarial que va ligado directamente al Estado donde se encuentre el trabajador, asegura que, aunque los salarios son buenos, incluso con una ganancia que supera la media, actualmente el dinero que gana es suficiente para vivir, pero por algunas temporadas no alcanza para enviar dinero a Colombia.

Tasa de desempleo vs. Renuncias masivas

Esta semana se observaron los primeros signos de la desaceleración económica, el número de vacantes cayó en junio, pasando por debajo de los 11 millones por primera vez en siete meses, según datos de la Oficina de Estadísticas (BLS) publicados el martes.

El país enfrenta una ola de renuncias masivas, las solicitudes semanales de desempleo, un indicador del nivel de despidos, comenzaron a su vez a aumentar nuevamente a fines de julio, alcanzando su promedio más alto en cuatro semanas desde noviembre.

Además: Finanzas personales: retrocedió la confianza del consumidor en julio.

Las solicitudes de desempleo alcanzaron por su lado un mínimo histórico en marzo. Los empleadores dudan en despedir trabajadores debido a la grave escasez de mano de obra. En total, 1,4 millones de personas recibieron prestaciones por desempleo en Estados Unidos a mediados de julio.

Otro factor de análisis es el alza de las tasas de interés del Banco Central, con el fin de luchar contra la inflación que alcanzó el 9,1% anual en junio, un récord desde 1981.

Al ser más caros los créditos, los consumidores compran menos, las empresas reducen su nivel de inversión y se alivia la presión sobre los precios. Pero esta desaceleración voluntaria de la economía podría provocar una recesión eventualmente a pesar del indicador de desempleo bajo en el país.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.