Internacionalseptiembre 27, 2022hace 2 meses

Niña que mató a puñaladas a su hermanito confesó las razones por las que lo atacó

La madre de los niños reveló detalles del crimen. Su hija estaba sentada al lado del cadáver como si nada hubiese pasado.

El crimen ocurrió dentro de la casa mientras los niños se encontraban solosEl crimen ocurrió dentro de la casa mientras los niños se encontraban solos / Foto: La opinión San Nicolás.

Luego de conocerse el atroz crimen en el que una menor de tan solo 13 años, en medio de una aparente “crisis compulsiva”, le quitó la vida a su hermanito de un corte profundo en el cuello y 11 puñaladas en la espalda, la madre reveló a las autoridades y a los medios de comunicación la versión que su hija dio sobre el asesinato.

El asesinato que ocurrió al interior de una vivienda en la localidad de Arroyo Seco en Santa Fe de Argentina estremeció al conocerse detalles como el desgarrador mensaje que envió y su reacción cuando entró la madre al lugar de los hechos. La niña estaba sentada al lado del cuerpo boca abajo y desangrado de su hermanito, pero en ella no se vería ningún tipo de sentimiento en ese momento

Lo más insólito aún se conoció luego de que la psiquiatra que la atendió después del crimen revelara la confesión de la menor sobre el asesinato del niño. Indicó detalladamente las razones por las que atacó a su hermanito.

En contexto: “Mamá, lo maté”: el desgarrador mensaje de la niña que asesinó a puñaladas a su hermanito

La confesión del crimen

Cuando los agentes policiales llegaron al lugar de los hechos procedieron a recabar las pruebas necesarias, practicar el respectivo levantamiento del cadáver y conducir a la confesa asesina a las autoridades de infancia y psiquiatría de Argentina para evaluar su condición mental, puesto que su madre alegaba que la niña tenía problemas.

Ella últimamente me decía que tenía un amigo imaginario. Yo le respondía: Dale, ya tenés 13 años. Estás grande para eso. Y ella me insistía. Decía que hablaba con él y todo”.

La madre reveló lo que la niña le habría dicho a la psiquiatra que la vio luego del asesinato: “Le echó la culpa a su amigo imaginario. Decía que él siempre le pedía que por favor no lastimara a su hermanito, y que justo esa vez el amigo imaginario no estuvo para salvarlo”.

De acuerdo con la versión de la madre, la menor acusó a su supuesto amigo imaginario de no haber intervenido en el ataque contra su hermanito. Esta sería la razón por la que cometió el abominable crimen.

Vea también: Dolorosa escena del crimen: la niña que mató a su hermanito fue encontrada junto al cadáver

El pasado mental de la niña homicida

“Jamás imaginé que mi hija podría hacer algo así. Busqué ayuda de todas las maneras. La llevé a psicólogos, psiquiatras, neurólogos”.

Roxana, la madre de la niña, asegura haber hecho todo lo que estaba a su alcance, ella sabía que su hijo no estaba bien de la cabeza: “ella muchas veces tenía la mirada perdida. Le hablaba y no me contestaba. Se enojaba y no entendía por qué. Todo el año así”.

Aunque Roxana la llevó a distintos médicos, pero “las consultas duraban 5 o 10 minutos. Así como íbamos, nos devolvíamos. La hacían mirar para arriba y para abajo. Le pedían que levantara el pie. ‘Yo la veo normal’, me decían. Pero en mi casa yo veía cosas en ella que no eran normales”.

La niña estaba en tratamiento, pero no tomaba medicación. Todos los miércoles, la madre la llevaba a una psicóloga del Hospital N° 50. Sin embargo, tuvo que esperar cuatro meses para conseguir una cita.

“Esto se podría haber evitado. Me decían que no podían medicar a mi hija porque no veían nada extraño, pero para mí todo era extraño”.

Le puede interesar: Video del momento en que la víctima de macabro feminicidio entró a la casa de su vecino

Los últimos minutos con vida del niño

Roxana contó a los medios que el día de la tragedia los dos niños habían estado jugando toda la tarde y que su hija se veía bien, tranquila. “Ella me sacó el teléfono y empezó a grabar videos con el hermanito”. Sobre las 7:00 de la noche Roxana tuvo que ir a sus clases nocturnas para terminar su bachillerato, minutos después recibió el doloroso mensaje.

Al principio no creyó lo que le decía y le respondió que con eso no se jugaba. La niña repitió el mensaje hasta que la madre reaccionó y se devolvió a su casa encontrando la terrible escena:

Mi hijo tirado en el piso, boca abajo, lleno de sangre. Mi hija sentada en una silla a su lado, como si nada.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.