Justiciaenero 25, 2021hace un año

Médico en Amazonas no murió en accidente sino que fue asesinado

Después de 14 años, se esclareció el caso de Jairo Alonso Villamil Castellanos, a quien mataron por robarle sus pertenencias y no en un accidente como inicialmente quisieron hacerlo ver los hoy condenados.

Luego de 14 años se hizo justicia y un juez condenó a 32 años de prisión a dos hombres por el crimen de un médico que fue a realizar su rural en el Amazonas y desafortunadamente allí encontró la muerte. 

En el año 2006, el joven Jairo Alonso Villamil Castellanos recibió el grado de médico cirujano en la Universidad el Bosque en Bogotá. Pero ya había acordado con la familia que su rural lo tenía que cursar al lado de las comunidades indígenas acentuadas en el Amazonas.

Vea también: Condenan a hombre que asesinó a su tía y prima por robarles cinco millones de pesos

Villamil tenía tres opciones para tomar un vuelo desde Bogotá y quedarse en ese lugar por un periodo de un año, como mínimo. 

El hombre realizó algunas consultas en internet, revisó la topografía de las zonas y rápidamente alistó maletas para viajar a Leticia, donde pensó que encontraría parte de su futuro como médico, en medio de la selva y las comunidades de la zona. 

Le puede interesar: Pareja de esposos fue asesinada en el interior de su casa en Bogotá

Con el visto bueno de la Secretaría de Salud de Leticia, tomó una embarcación que lo llevó exactamente a La Pedrera, Miniti, en los resguardos Yukuna. 

Inició un viaje en lancha de 18 horas atravesando ríos y afluentes, recibiendo el penetrante sol de la selva, en un mundo desconocido para un joven que se embarcaría en un viaje fatal.

Jairo Alonso, cuenta su mamá, lo bautizó con ese nombre, porque en los años 80 apareció un galán de la televisión, un presentador muy famoso que estaba en los reinados de belleza y en otros programas de RCN Televisión. “Pero el día que se fue para el Amazonas sentí cierto recelo, una corazonada, como si nunca lo volviera a ver”, señala Leonor Castellanos.

Vea además: Mujer que asesinó a su esposo e hijos por celos, condenada a 50 años de cárcel

Leonor Castellanos, la madre del médico, siempre le inculcó la necesidad de la gente de escasos recursos, la ayuda que le debía dar a las comunidades en el Amazonas. Por eso, el joven profesional llegó a Miniti con esos pensamientos que desde niño había tenido por parte de su familia. 

A los pocos días en la comunidad yakuna, reformó un centro médico que estaba abandonado y esa era su prioridad la ayuda a los indígenas del Amazonas. 

La medicina la alternaba con el dibujo y en los espacios libres se dedicaba a jugar fútbol con los niños del resguardo. Rápidamente, fue recibido como un miembro más de la comunidad, empezó a recibir clases del dialecto indígena y se entendió más con sus amigos. 

Consulte más: Revelan nuevos detalles del asesinato del alcalde de Sutatausa José Humberto Rodríguez

Después de pocos meses de estar en la nueva actividad en medio de la selva, tenía que recorrer unas 18 horas en lancha para recoger en Leticia una caja de víveres y algún dinero que su familia le enviaba desde Bogotá.

Fue en uno de esos viajes que un amigo de la comunidad le pidió el favor que si podía llevar a la capital $1.500.000 para que le comprara una mercancía. El médico confiado se montó en la lancha con el motorista y un auxiliar de enfermería. 

Navegaron por varias horas, pero los dos hombres que viajaban con el médico reportaron un accidente. Jairo Alonso había sufrido una herida grave en la cabeza cuando un rama que llegaba al centro de un río lo alcanzó y lo golpeó. 

Lea también: Pareja de esposos fue asesinada en el interior de su casa en Bogotá

El joven, según el reporte de la Fiscalía, estuvo 14 horas en un centro médico en estado grave. Fue atendido por unos colegas y amigos, pero la falta de sangre fue un elemento básico para salvarle la vida. 

Por 14 años, la extraña muerte del médico Jairo Alonso estuvo resumida en una teoría, su fallecimiento se produjo por el golpe de un árbol. Dictamen que nunca convenció a la familia y a la Fiscalía seccional de Cundinamarca que asumió el caso hace varios años.

Paco Morales - 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.