Nacionaloctubre 30, 2020hace un año

"Uno puede decir que perdonó si no siente rencor por quien le haya causado el dolor": papá de Colmenares

Luis Alonso Colmenares ha sido el rostro más visible en la lucha jurídica de la familia que busca la verdad sobre la muerte de Luis Andrés, el 31 de octubre de 2010 en Bogotá.

Por: Andrea Jaramillo Char 


¿Cuántas veces ha escuchado decir que los ojos son la ventana del alma? En el caso de Luis Alonso Colmenares son el reflejo del dolor, del vacío, de la lucha y el amor infinito por Luis Andrés, su hijo. Son 10 años desde el día de su partida y desde entonces vive de recuerdos, pensando en los abrazos que fueron y las palabras que dijeron.

Después de este tiempo, poco o mucho dependiendo de quien lo haya vivido, Luis Alonso asegura que logró perdonar. Se lo propuso este año. Fue un ejercicio espiritual durante la Semana Santa. Oró y leyó libros sobre el perdón. Hoy dice que “uno puede decir que perdonó si no siente rencor por quien le haya causado el dolor. El rencor no lo siento, no siento rabia”.

Vea también: "Jorge, me cuidas a la gorda", el último recuerdo de su hermano Luis Andrés

Luis Andrés Colmenares

Pero perdonar no significa olvidar y por eso Luis Alonso asegura que no va a rendirse hasta encontrar la verdad de los hechos de aquella noche del 30 de octubre. El proceso de Luis Andrés ha sido largo y aún quedan varios interrogantes por resolver.

“Uno espera verdad, justicia y reparación. La única reparación que cabe en mi caso es que nos devuelvan a Luis tal y como salió de la casa el 30 de octubre. Pensarán que es absurdo. Ya Luis está muerto. Pero si no nos pueden dar esa reparación entonces que lo compensen con verdad y con justicia, no queremos nada más. Si hubo un crimen, tiene que haber responsabilidad, que la asuman”.

Le puede interesar: ¿Homicidio o accidente?: la pregunta de un proceso penal

Antes de graduarse del colegio y entrar a la Universidad de los Andes donde cursó sus estudios en ingeniería, Luis Andrés dejó plasmada en su anuario una frase que hoy sigue dando vueltas en la mente de su padre: ¿Y ahora qué? “Yo noto, sobre todo en los últimos años esa expresión. Como en el sentido de ¿aquí sigo y ahora que pasa? ¿Qué voy a hacer y para dónde voy? Para tener que llegar lo que le llegó desgraciadamente”.
 
“El Negro” como le decían de cariño tendría hoy 30 años. Deportista, hincha del Junior de Barranquilla, amigo de sus amigos. Tenía muchos proyectos, algunos por fuera del país donde su padre cree estaría viviendo hoy, casado y con un hijo.

Colmenares familia
 
El dolor, dice Luis Alonso, no es el mismo de hace 10 años. Para bien o para mal quien lo sufre aprende a vivir con él, pero no con el vacío de la partida de su hijo. Por eso sin importar que ya no esté, su padre le habla constantemente, le pide que lo acompañe, lo guie y no lo suelte.

“Siempre le he dicho, no me dejes solo, acompáñame. Hay situaciones en las que yo me siento solo y hago el esfuerzo de invocarlo, ya yo estaba como perdiendo esa relación de papá e hijo, yo a Luis Andrés lo sentía como un amigo y esa es una frustración difícil para mí. Porque además era el amigo con el que yo podía hablar cosas que no podía hablar con el resto. Es lo que más le pido, acompáñame no me dejes sentir solo”.
 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.