Opiniónagosto 20, 2021hace 3 meses

Deporte y mejores seres humanos

Pocas actividades nos benefician tanto como el deporte. No solo a nivel corporal, sino sobre todo a nivel psicológico y humano: forma mejores seres humanos.

 @migueldezubiria en Twitter*

 

Mis anteriores columnas advierten sobre las consecuencias negativas del deporte precoz. Esto es, cuando los padres les imponen a sus hijos menores de siete, cinco o tres años rutinas implacables benéficas para su narcicismo, no para formar al pequeño. En la parte final del artículo propondré una secuencia evolutiva saludable para cada edad. 

Beneficios bio-psicológicos del deporte 

A más de los valiosos dividendos físicos, musculares, inmunológicos, neurológicos y cardíacos de practicar cualquier actividad física, sobre todo un deporte, hay tres ganancias psicológicas muy especiales que como padres y profesores debemos considerar:

La primera utilidad central, las interacciones sociales. Desde el más solitario ajedrez virtual, hasta las competencias de equipos, le exigen al joven cooperar o competir contra otros. En las competencias colectivas la estrategia, coordinación y los lenguajes no verbales son definitivos. Y si algo requieren practicar nuestros jóvenes actuales son las interacciones sociales, cara a cara, físicas. 

La segunda gran ganancia psicología es participar en experiencias de alta auto exigencia, creadoras de estados de flujo. Momentos durante los cuales la actividad deportiva borra la conciencia de sí mismo. Estados de conciencia alterados deliciosos, totalmente contrarios al tedio y a la aburrición, tan frecuentes en nuestra época. Luego, antídotos contra la peligrosa apatía.  

El tercer beneficio psicológico de practicar deportes es para mí el principal: les permite a los jóvenes practicar sus Cualidades autotélicas. Auto (el mismo se coloca sus) thelos (metas) y trabaja intensamente para alcanzarlas, y superar los obstáculos del camino. Sea su meta correr 100 metros en menos de 15 segundos, ganar tres partidas de ajedrez consecutivas y subir de categoría, o vencer en voleibol a los mejores equipos de la zona escolar. Contienen tres elementos muy valiosos para la formación humana: 

  1. Metas personales
  2. Auto exigencia
  3. Logros y auto satisfacciones

Por estas razones, la práctica deportiva debería ser una exigencia no para unos ¡sino para todos los jóvenes! Cada quien el suyo propio, no solo el deporte espectáculo. 

Una secuencia deportiva saludable

Cada edad tiene sus retos y posibilidades. Parece que durante la primera infancia (1 a 5 años) lo definitivo es disfrutar la actividad física en juegos variados, con reglas o sin ellas. En la segunda infancia (6 a 10 años) las actividades predeportivas, donde se exploren las aptitudes físicas y los intereses de cada niño. Entre más actividades y más variadas sean mejor. 

En la primera adolescencia (11 a 17 años) identificar el deporte apropiado para el talento de cada muchacho y estimularlo a su práctica. No solo de los posibles deportistas ¡sino de todos los estudiantes! Y desde los 18 años comenzar la especialización deportiva de algunos. 

Esta secuencia vale si el deporte se coloca al servicio de los niños y de los jóvenes, de su formación humana, no al revés: estos al servicio del deporte, como parece ocurrir hoy con el deporte espectáculo. 

 

*Psicólogo. Creador de Pedagogía conceptual

 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.