Opiniónjunio 12, 2022hace 20 días

El problema de raíz

Inadmisible que una ley que podría proteger vidas este archivada hace más de dos años

Un minuto de silencio no alivia el dolor de una familia, es irónico que el país insignia de la libertad y la democracia sea precisamente el que sufre la epidemia de violencia en el que han muerto cientos de menores.

Es inadmisible que una ley que podría proteger tantas vidas, como lo es la de política de control de armas, este archivada hace más de dos años, y que esto esté en manos de un grupo de senadores que ponen sus propios intereses sobre la vida de tantos inocentes.

Los asesinatos de niños y adolescentes en las escuelas, son causados por el libertinaje en la venta de armas de fuego; lo inaudito es que los protegidos sean aquellos grandes fabricantes de armamentos, quienes se oponen con su dinero y su poder a cualquier ley que pueda limitar sus ventas.

La Asociación Nacional del Rifle aporta enormes cantidades de dinero a las campañas políticas de representantes y senadores y a pesar de las protestas de los ciudadanos, el gobierno pareciera no tomar cartas en el asunto ante la las cifras de víctimas en aumento de esta triste realidad.

En lo que va del año ya van 27 tiroteos, desde 2018 se han producido 118 masacres en las que han muerto alumnos y personal de las escuelas primarias y secundarias, según el Buró Federal de Investigaciones, FBI.

Estados Unidos es el único país desarrollado en el que se repiten estas historias de horror en las escuelas y lo increíble es que el 90 por ciento de la población está en contra del uso de armas y quieren que se apruebe la ley, ahí ¿dónde queda la democracia de la que tanto hacen alarde?

¿El país de la libertad? ¡Sí! hay excesos de libertades, no hay límites, y para vivir en sociedad, en comunidad, deben existir algunos; el mínimo que debe existir es respetar la vida de los otros; ¿cómo es posible este horror en el país más poderoso del mundo? ese que se auto proclama el defensor de los derechos humanos.

Veía en una entrevista recientemente a un hombre muy alterado preguntándose ¿de qué sirven los minutos de silencio, ofrecer condolencias a la familia y lamentarlo? cuando cientos de familias están devastadas por perder a sus pequeños, que simplemente una mañana salieron a estudiar y no volvieron nunca más a casa, o a sus seres queridos que en un momento de muy mala suerte estaban en el lugar equivocado.

Por último y muy importante, lo de la ley es indispensable, ¿pero la salud mental de quienes desean usar estas armas qué? Los tiradores, esos asesinos, ¿de dónde salen? ¿Dónde se hacen? ¿En qué momento del camino se pierden?

Por eso lo que nos queda de esta situación es fortalecer la familia, la educación, los valores, el cuidado y protección de la salud mental de los niños; niños solos en casas, entregados obsesivamente a sus computadores o dispositivos, sin acompañamiento, sin consejo, sin supervisión; ese es el comienzo y el final de esta historia.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.