Opiniónnoviembre 19, 2021hace 17 días

Monitorear el amor

¿Debemos monitorear el vínculo amoroso? ¡Por supuesto, que sí! Es nuestra fuente fundamental de felicidad.

Por: Miguel de Zubiría*

@migueldezubiria en Twitter

Auto monitorearse: gran responsabilidad psicológica de todo adulto

Igual a como cuidamos nuestro cuerpo, lo alimentamos, le aportamos bebidas, atendemos sus dolores, o nos vacunamos. Igual debemos hacer con nuestro bien-estar psicológico. Ya sabemos que el yo no es uno, sino al menos tres. El bien-estar causado por nuestro yo-1 personal, por el yo-2 relacional y el definitivo, nuestro yo-3 proyectivo.

En el amor hablamos del yo-2 relacional. Éste comprende una gran cantidad de vínculos, los que establecemos con nuestros padres, hermanos, familiares, compañeros, amigos, socios y muchos más. Su importancia es definitiva porque los vínculos y las interacciones parecen ser la fuente definitiva del bien-estar psicológico. Así lo demostró el gran estudio de la Universidad de Harvard. Más no solo la felicidad, o infelicidad en su defecto, sino que la calidad de nuestros vínculos optimizan el Sistema de defensa del cuerpo contra todo tipo de infecciones, el sistema inmune, extremadamente exigido durante esta pandemia.

Pero de todos los vínculos humanos -que con facilidad alcanzan la enorme cifra de 100, según Desmond Morris el gran estudioso del comportamiento animal-, uno y solo es el núcleo del yo 2 relacional. El vínculo humano por excelencia: la pareja humana de largo aliento y multirroles.

¿Debemos monitorear el vínculo amoroso? ¡Por supuesto que sí! Es nuestra fuente fundamental de felicidad, y cuando es inexistente de infelicidad y cuando opera mal de sufrimiento humano. Para nada es casual que el desamor ocupe el lugar principal como causa directa del suicidio.

¡Uno de tres adultos es muy infeliz amorosamente!

A pesar de su importancia definitiva para realizar una vida armónica de pleno bien-estar, la que todos deberíamos anhelar, los primeros resultados del Instituto Colombiano de la Soledad, con una muestra de setecientos adultos revelan un dato estadístico altamente preocupante: uno de tres adultos es muy infeliz amorosamente. Para completar, la mitad de ellos reporta alto nivel de sufrimiento. Además, uno de cada cuatro adultos es infeliz amorosamente. Más de la mitad de nuestros adultos se está perdiendo de la fuente fundamental de bien-estar psicológico. Y los primeros resultados en poblaciones de jóvenes parecen ser aún peores.

¿Por qué? La explicación más directa parece ser por la inmensa complejidad del amor.

Monitorear el amor

El amor, de largo plazo y multirroles (muy diferente a hacer el amor o a tener una relación episódica) requiere dominar y tener bien interiorizados siete roles, ascendentemente cada vez más complejos. Definitivamente es el máximo logro de la vida adulta. Muy superior a la profesión y al trabajo. Sin embargo, al amor ni los colegios, ni menos las universidades le destinan siquiera una, de sus miles de horas. Nuestros jóvenes adultos son prácticamente analfabetas amorosos… sin remedio.

En esta última parte te invito a realizar un pequeño ejercicio para valorar tu vida amorosa.

Califica entre 0(nada) y 10 (excelente) las siguientes preguntas.

Eres muy buen/a:

____ Compañero

____ Amigo/a

____ Socio/a

____ Pareja sexual

____ Novio/a

____ Madre/padre

____ Para convivir

Tu pareja actual es muy buen/a:

____ Compañero/a

____ Amigo/a

____ Socio/a

____ Pareja sexual

____ Novio/a

____ Madre/padre

____ Para convivir

No tienes pareja ____

Concluye

¿Monitorear el amor? ¡Por supuesto que sí!

*Psicólogo afectivo. Profesor de autoconocimiento.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.