Opiniónfebrero 07, 2021hace 4 meses

Un buen panorama para la dinámica inmobiliaria | Por: Olga Lucía López

Los predios de las 22 principales ciudades, excepto Bogotá, se valorizaron en promedio 4,22 por ciento en 2020, cifra superior a la obtenida en 2019.

Por: Olga Lucía López*

@OlgaLLopezM en Twitter  

A pesar de los golpes a la economía nacional recibidos por el coronavirus (Covid-19), el año pasado la dinámica inmobiliaria tuvo un gran desempeño, al punto que superó la cifra registrada en 2019, y para este año las perspectivas son aún mejores gracias a las medidas adoptadas para la reactivación del país.  

De acuerdo con el Índice de Valoración Predial (IVP), calculado por el DANE, los predios de las 22 principales ciudades, excepto Bogotá, se valorizaron en promedio 4,22 por ciento en 2020, cifra superior a la obtenida en 2019 cuando los precios aumentaron 3,98 por ciento; de esta manera hubo un cambio de tendencia, pues desde 2011 los incrementos venían siendo menores año tras año.  

La mayor dinámica inmobiliaria tuvo varias causas, por ejemplo, en Medellín, que registró el aumento más importante en su índice, al pasar de una valorización promedio de 3,06 por ciento en 2019 a 6,20 por ciento en 2020, estuvo impulsada por ser epicentro de inversiones para proyectos de vivienda; presentar un efecto carpa, en el que las nuevas construcciones impactan positivamente los sectores aledaños, y la gran expectativa generada por el desarrollo de obras como el metro de la 80.  

En total, 10 ciudades presentaron aumentos por encima del promedio nacional de acuerdo con las cifras del DANE, siendo Quibdó, Medellín, Popayán, Santa Marta y Barranquilla las que tuvieron la mayor dinámica inmobiliaria el año pasado. En general los incrementos estuvieron jalonados por el desarrollo de obras de infraestructura que valorizaron los predios en zonas puntuales; los nuevos proyectos urbanísticos, especialmente de vivienda multifamiliar en altura, y la construcción de comercios y ciudadelas; sumado, en algunos casos, al escaso suelo urbano y la creciente demanda.  

En contraste, Armenia, Sincelejo, Riohacha y Valledupar registraron las valorizaciones más bajas del país, entre otras cosas, a causa de la ocupación de suelos en zonas de expansión, el aumento del desempleo y algunos déficits de servicios públicos.  

Para este año hay muy buenas perspectivas: Camacol, por ejemplo, prevé un aumento de 7 por ciento en ventas de unidades de vivienda con respecto a 2020; pero además están las medidas del Gobierno Nacional para la reactivación económica, entre ellas, la Ley de Vivienda y Hábitat, que no solo permitirá agilizar la entrega de subsidios y habilitar suelo para estos proyectos de una manera más rápida, sino mejorar la capacidad de planificación de los municipios.  

Esto sumado a la política de Catastro Multipropósito del Gobierno Nacional, pues gracias al avance en la actualización del inventario de predios en Colombia, se va a contribuir a la eficiencia del mercado inmobiliario, el fortalecimiento de la planeación y el desarrollo de políticas públicas acordes con la realidad del territorio. 

 

*Directora General del IGAC 

 

Por: NoticiasRCN.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí