¿Muerte fetal?: conozca qué es y cuáles son sus causas más frecuentes

Muerte fetal

Foto: Referencia - Pixabay

Según la Unicef, cada 16 segundos se produce una muerte fetal, lo que significa que cerca de dos millones de bebés nacen muertos cada año.

12 Nov 2020 10:21Por: Noticiasrcn.com

La Unicef reveló que cada 16 segundos se produce una muerte fetal en el mundo, lo que significa que cerca de dos millones de bebés nacen muertos cada año. Sin embargo, agrega que la mayoría de estos fallecimientos podrían prevenirse con una atención de calidad.

El organismo prevé que, de mantenerse la situación actual, para el año 2030 habrá otros 20 millones de bebés fallecidos, situación que podría empeorar la pandemia de covid-19. "En las dos últimas décadas, 48 millones de bebés nacieron muertos".

Vea también: Bebés estarían ingiriendo microplásticos con biberones, según estudio

¿Qué es una muerte fetal?

Es considerada cuando un bebé nace sin presentar síntomas de vida después de un tiempo determinado, generalmente asociado a el periodo comprendido entre la concepción y el nacimiento o al peso.

Es importante resaltar que, a pesar de que son notificadas de formas distintas en cada país, las Naciones Unidas consideran muertes fetales a las que se producen a las 28 semanas o más de gestación.

¿Cuáles son sus principales causas?

Según la Unicef, entre las más frecuentes se encuentran las complicaciones durante el parto, hemorragias previas al mismo, infecciones, enfermedades maternas y las complicaciones durante el embarazo.

“La salud de la madre también puede ser una causa de la mortalidad fetal. Se estima que un 10 % de las muertes fetales de todo el mundo se producen como resultado de la obesidad, la diabetes y la hipertensión”, señaló el organismo internacional.

La edad de la madre, o el hecho de que sea fumadora también aumenta el riesgo de que se desarrollen enfermedades maternas o de que el bebé nazca muerto.

Le puede interesar: El tabaco afecta la placenta de embarazadas incluso si dejan de fumar, según estudio

¿Por qué tantas mujeres pierden a sus bebés durante el parto?

Las causas más comunes son la hipoxia (falta de oxígeno), obstrucciones provocadas por la placenta y otras complicaciones relacionadas con el parto. La Unicef señala que estas pueden evitarse cuando se cuenta con intervenciones tales como el parto vaginal asistido o las cesáreas de emergencia.

“Más del 40 % de las muertes fetales tienen lugar durante el parto”.

¿Qué se debe hacer para reducir las muertes fetales?

El organismo resalta la importancia de mejorar los sistemas de salud y la calidad de atención prenatal y durante el parto.

“Es necesario facilitar el acceso a establecimientos de salud funcionales que cuenten con medicamentos y equipos adecuados, electricidad, agua corriente, jabón y mantas, y que dispongan de sistemas de remisión las 24 horas cada día de la semana. Asimismo, es fundamental que en el sector público y en el privado haya una cantidad suficiente de trabajadores de la salud competentes, como las matronas, y que estén capacitados de conformidad con las normativas nacionales e internacionales”, detalló.

Efectos psicológicos sobre las mujeres y las familias

Las mujeres y parejas que sufren la mortalidad fetal, según la Unicef, tienen índices superiores de ansiedad, depresión y otros síntomas psicológicos.

“La pérdida de un hijo y la atención que reciben posteriormente tendrán consecuencias sobre su perspectiva de la vida y la muerte, su autoestima e incluso su propia identidad. Muchas mujeres que sufren una muerte fetal tratan de evitar estar con otras personas o participar en actividades sociales, de forma que se aíslan y agravan los síntomas depresivos a corto y largo plazo”, explicó.

Estos efectos psicológicos negativos pueden prolongarse a embarazos posteriores e incluso perdurar después de dar a luz a un hijo sano.

Lea además: ¿Son los niños grandes transmisores del covid-19? Esto dice la ciencia

Los países con mayores índices de muertes fetales son India, Pakistán, Nigeria, República Democrática del Congo, China y Etiopía. Además, el riesgo de que se produzca es siete veces mayor en países con ingresos bajos, que reportan un promedio de 22,7 casos por cada 1.000 nacimientos, a comparación de tres en los de ingresos altos.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar