Saludmayo 11, 2021hace 4 meses

Pacientes crónicos continúan en riesgo por bloqueos en el país

Cancelar el tratamiento contra el cáncer o hasta ir al hospital a pedir medicamentos regalados, el drama que viven algunos pacientes crónicos por los bloqueos.

Los bloqueos causados por las protestas en Colombia durante los 14 días de Paro Nacional tienen entre la vida y la muerte a los pacientes con diálisis, diabetes, hipertensión y con quimioterapias.

Rocío no puede esperar un día más para una diálisis y Fabio no ha tenido más opción que cancelar sus quimioterapias. Les contamos el drama que viven estos dos colombianos por los bloqueos en el país.

Lea también: “Tememos por nuestras vidas”: angustioso llamado de pacientes renales

En medio de su angustia, impotencia y desespero, Rocío Osorio narra lo que miles de pacientes como ella padecen. No pueden esperar un día más días para su diálisis o de lo contrario corren el riesgo de morir.

“Estoy en este momento en el hospital a ver si algún paciente tiene por ahí ‘guardadito’ un mini caps. que me regale, y de pronto que tenga en su stock que me pueda regalar. Es imposible, no hay.”, dice Rocío.

El tratamiento consiste en sustituir la función renal y no se puede sustituir mientras el paciente lo requiera.

La Veeduría Renal Nacional alertó que han recibido varias denuncias de pacientes que se hacen tratamientos desde sus casas y no tienen los insumos, lo que genera una interrupción en sus diálisis.

“El desabastecimiento lo estamos viviendo y a futuro, en un par de semanas lo podemos sentir aún más si las plantas que producen estos insumos no pueden seguir produciendo con normalidad los insumos que venían garantizando para todos sus pacientes. Si se interrumpe tendremos 32 mil pacientes condenados a fallecer en muy poco tiempo.” Daniel Posada Romero, Veedor Renal Nacional.  

Le puede interesar: Desabastecimiento de oxígeno es inminente: asociación médica de intensivistas

Pero los pacientes que necesitan diálisis no son las únicas personas en riesgo. Quienes requieren de quimioterapias comparten esta misma zozobra. A Fabio Castellanos no le ha quedado otra alternativa que cancelar sus tratamientos porque ha sido imposible desplazarse desde Chiquinquirá hasta Bogotá.

"Es muy verraco estar luchando por la salud y por el diario vivir", asegura don Fabio, mientras se transporta en un bus intermunicipal con la esperanza de que la vía no esté bloqueada.

 

Al Instituto Nacional de Cancerología llegan pacientes desde Villavicencio, Ibagué, Boyacá, quienes han tenido demoras en los tratamientos.

“Hemos tenido cancelaciones o personas que no llegan a sus citas de 10 pacientes al día. A la semana se nos están quedando para administrar 70 tratamientos.” Elizabeth Ochoa, Enfermera Jefe- Coordinadora de quimioterapias

Vea además: ¡No más! Misión Médica fue atacada 126 veces en una semana durante las protestas en Colombia

Para él y otras personas que estén en las mismas condiciones, el hecho de no recibir los tratamientos a tiempo puede generar metástasis, o peor aún, que la enfermedad vuelva aparecer.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí