Saludenero 25, 2021hace 2 años

Verdad o mito: cinco cosas que usted debe saber sobre el VIH

El número de contagios en Colombia pasó de 37.325 casos a 109.056 en los últimos ocho años.

SIDA ha crecido exponencialmente en ColombiaFoto: Pixabay

Aunque en la actualidad otras enfermedades tienen el foco de la atención por parte de millones de habitantes en el mundo por su letalidad y difícil tratamiento o prevención, y a pesar de que actualmente el VIH ha salido de listado de las 20 patologías que mayor huella mortal dejan en nuestro país, es necesario no apartar la lupa de esta enfermedad, más aún teniendo en cuenta el incremento en el número de infectados que se ha reportado en lo corrido de la última década, a pesar de existir una baja tasa de diagnóstico, y a las dificultades que, según los expertos, tiene el acceso a su correspondiente tratamiento.

Se estima que, durante lo corrido de los últimos ocho años, la cifra de contagiados en Colombia pasó de 37.325 casos en 2012 a 109.056 en el año inmediatamente anterior, situación que prende alarmas en algunos sectores médicos del país y que pone de manifiesto la necesidad de conocer más sobre este virus, para evitar que siga estigmatizándose a quienes se han diagnosticado como portadores más cuando gracias a los tratamientos médicos, ya han alcanzado niveles en los que llega a convertirse en no transmisible.

Expertos como Víctor Saravía, de la línea de atención a estos pacientes de la empresa farmacológica GSK en Colombia, se refirieron a algunos de los inconscientes o imaginarios que existen en torno a la enfermedad y sus portadores, para esclarecer dudas.

Estos son cinco datos sobre la enfermedad y la explicación que da el experto sobre su veracidad o falsedad:

Lea más: Sida, la otra pandemia: el mundo sigue combatiendo la enfermedad

¿El VIH ha reducido su mortalidad y sus pacientes pueden llevar una vida normal?

De acuerdo con el experto, es erróneo pensar que, tras la detección del VIH en un paciente esto representa su sentencia de muerte o que va a fallecer pronto.

Según datos referidos por el experto en cuanto a la estadística de personas muertas en nuestro país a causa de la enfermedad, estas han descendido señalando que, gracias a los avances médicos y científicos, el aplicar un tratamiento oportuno facilita que los pacientes con VIH puedan seguir, de forma natural, su vida cotidiana. Advierte que, en algunos casos, logran retomar una vida sexual plena, sin que ello implique riesgos de contagio para su pareja.

“La evolución de terapias que generan menores efectos secundarios, tras una mejora en el apego o adherencia al tratamiento permite indectabilidad del virus he intrasmisibilidad. El acompañamiento médico, nutricional, uso de preservativo, y otros ingredientes, hacen que estas personas vivan a pleno”, destaca el experto.

Más información: Casos de VIH aumentaron más del 20% durante la última década en Latinoamérica

¿El riesgo de contagio a través de relaciones sexuales siempre va a estar presente?

Según Saravía cuando se logran aplicar los avances tecnológicos y científicos de forma adecuada en el tratamiento de estos pacientes, la tendencia es la consecución de las características de: indetectablidad e intransmisibilidad.

Lo anterior, advirtiendo que a la fecha no existen “curas registradas contra el VIH/ Sida”, pero los avances sí han logrado propender porque que tras el tratamiento se pueda aspirar al no contagio de un tercero.

El experto advierte que parte del tratamiento y de cara a prevenir el contagio de eventuales nuevas ETS, se hace vital el uso de preservativos.

De acuerdo con GSK, “en 2019, el 68% de los adultos y el 53% de los niños con el VIH/Sida en el mundo estaban en tratamiento antirretroviral (TAR)”, advirtiendo a su vez que, en Colombia, de las 100.733 personas que viven con VIH, y que hacen parte de los registros sanitarios oficiales, cerca del 85,63% es tratado con procesos antirretrovirales.

Lea más: Estos son los virus más letales que han cobrado millones de vidas en el mundo

¿Los hijos de personas seropositivas nacen contagiados?

Para el experto, esta afirmación puede tender a la falsedad, siempre y cuando se reconozca que a través de la atención oportuna por parte del personal médico es posible, en gran proporción de los casos, la prevención de los llamadas casos de “transmisión vertical” del VIH.

Este proceso implica la administración oportuna de antirretrovirales, los cuales son suministrados tanto a la madre como al cigoto.

Según el doctor Víctor Saravía, este tipo de tratamientos a tiempo pueden reducir las probabilidades de que el neonato adquiera la enfermedad por vía sanguínea proveniente de su madre.

Advierte que, al bajar la concentración del virus en la madre, a través del tratamiento, también traduce en una mejora a las condiciones de vida de la mujer.

“Todas las mujeres en embarazo que sean seropositivas, deben tener evaluación y seguimiento médico permanente, además de tomar medicamentos contra el VIH para prevenir la transmisión materno infantil del virus, así como proteger su propia salud”, advierte el especialista.

¿Tener VIH es lo mismo que tener Sida?

El experto aclara que no todas las personas que adquieren el virus desarrollan la enfermedad, señalando que el Sida es una etapa avanzada de del desarrollo viral, en el que el virus alcanza una mayor concentración en el organismo, propiciando una disminución de las células CD4.

De acuerdo con el doctor, “el Sida abre la posibilidad de que el cuerpo contraiga cualquier enfermedad dada la debilidad del sistema inmune”, advirtiendo que “cuando el VIH evoluciona en Sida es más probable que se presenten infecciones o cánceres oportunistas que son frecuentes en personas con sistema inmunodeprimido”.

Le puede interesar: Sin rastros de sida: segunda persona en el mundo se cura del VIH

¿Uso de preservativo?

Dentro de las recomendaciones expresadas por el experto se advierte que, incluso en los casos en los que gracias al tratamiento el virus alcanza condiciones de intrasmisibilidad e indetectablidad, los pacientes deben propender por frenar los escenarios de contagio, se hace necesaria la continuación del empleo de los llamados elementos de barrera o preservativos, no solo para evitar el traspaso del virus, sino también para prevenir un eventual rebrote viral o una reinfección.

El experto advierte que el condón tampoco alcanza una efectividad del 100% como barrera contra el contagio, señalando que, aunque estudios hablan de un 90% de efectividad, muchas veces este porcentaje puede ser aún más bajo, si se tiene en cuenta algunos errores al momento de su manipulación y empleo.

El especialista exhorta a mantener un cuidado adecuado de esta clase de elementos protegiéndolos del calor, la luz, y la mala manipulación, recordando que, al momento de la instalación o colocación, se debe evitar que quede aire dentro para prevenir una explosión.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.