Colombiajunio 10, 2021hace 3 meses

Contraloría denuncia detrimento patrimonial por más de 2.300 millones en el Ejército

Según los hallazgos del ente de control, la Institución adquirió en 2018 52 visores nocturnos que no cumplían con especificaciones para ser usados por Ejército.

Foto: Contraloría / Pixabay Denuncian detrimento patrimonial en compra de visores nocturnos para el Ejército

A través de un comunicado, la Contraloría General de la República, hizo público un hallazgo hecho en las cuentas del Ejército Nacional, que daría cuenta de un detrimento patrimonial por 2.318 millones de pesos, relacionados con la compra de equipamiento militar, más precisamente 52 visores nocturnos, que resultaron no responder a las especificaciones técnicas para ser empleados por los uniformados para operaciones especiales.

El hallazgo, según el ente fiscalizador, tuvo lugar en el marco de una Auditoría Financiera adelantada por la entidad a las cuentas del Ejército Nacional, identificando el error en la compra de los elementos, y la recepción de estos, pese a que no cumplen con las especificaciones técnicas que además se establecen en el contrato.

De acuerdo con el ente de control, lo ocurrido da cuenta de una gestión “ineficaz e ineficiente”, que a la vez evidencia deficiencias en los mecanismos de control en la recepción de bienes adquiridos.

Lea además: ¿Por qué 328 personas mayores de 120 años aparecen como vacunadas en Colombia?

En tanto la Contraloría determinó que además de un caso de detrimento patrimonial, el caso también consolida una falta disciplinaria, fue puesto en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación, con el objeto de que se adelanten las respectivas sanciones en ese escenario.

De acuerdo con el informe de la Contraloría, los elementos fueron adquiridos a través de la Agencia de Compras de la Fuerza Aérea, especificando el contrato referencia 035-ACOFA-EJC-2017, firmado el 28 de octubre de 2017, por un valor total de cerca de 730.000 dólares, que traducen en pesos en la cifra ya mencionada.

En dicho contrato se establecían una serie de conceptos técnicos que debían ser cumplidos para poder ser implementados en el marco de las operaciones especiales de las Fuerzas Armadas del país; no obstante, y tras haber ya rechazo un lote del producto, la entidad terminó por recibir los visores en octubre de 2018, en un acta en la que se especifica que los elementos si responden a los lineamientos técnicos establecidos.

Lea más: Caso Reficar: Contraloría impone sanción por 2.9 millones de pesos

Según la entidad, tras autorizar la recepción de los visores, Colombia procedió a pagarlos en dos desembolsos realizados en 2018.

En el estudio pericial de los elementos se determinó que estos visores corresponden a una clasificación tipo 3, usados habitualmente por deportistas extremos, alpinistas, y cazadores, advirtiendo que los empleados por el Ejército estadounidense, son tipo 1, y están destinados para su uso exclusivo. No obstante, los tipo 2, están habilitados para la venta a Ejércitos de ‘países amigos’, previo cumplimiento de las regulaciones internacionales para el tráfico de armas ITAR.

Lea aquí: Denuncian trato xenófobo contra venezolanos por parte de vigilante de supermercado en Bogotá

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí