Colombiajunio 12, 2022hace 2 meses

Mientras asesinaban a Marcelo Pecci, jefe de la banda se hacía las uñas en una peluquería

Noticias RCN conoció imágenes en exclusiva de los últimos minutos con vida del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Cartagena. Esta es la cronología de los hechos.

El 10 de mayo, a las 9:45 de la mañana, Wendry Scott disparó en tres oportunidades contra el fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

El asesino aceptó su responsabilidad: “Acepto los cargos, su señoría”. Sus cómplices, por su parte, también lo hicieron: “Acepto, acepto, aceptó”. Sin embargo, solo uno de los integrantes de la banda los negó.

Se trata de Francisco Luis Correa, para las autoridades el cerebro de la operación, aunque los negó, varias pruebas para las autoridades son irrefutables y lo relacionarían con el resto de los implicados.

Puede ver: La organización criminal brasilera que estaría detrás del homicidio de Marcelo Pecci

Movimientos de Francisco Luis Correa en Cartagena

Francisco Luis Correa se hospedó en un lujoso edifico de Cartagena, no tuvo en cuenta las cámaras de seguridad que iban a delatar sus movimientos afuera del apartamento 2303. Al otro día de su llegada, autorizo la entrada de una mujer, al parecer, una trabajadora sexual que lo acompañó en toda su estadía.

Un día antes del asesinato de Pecci, llegaron a ese mismo edificio en el sector de El Laguito dos personajes: Marisol Londoño y Cristian Monsalve, los ‘marcadores’ y quienes entraron con una maleta rosada, y se detuvieron en el corredor, el mismo donde se vio a Correa con su acompañante, es decir, estaban en el mismo lugar del hombre que se declaró inocente. Los ‘marcadores’, minutos después, salieron sin la maleta de color rosado. Las autoridades creen que en esa reunión recibieron 2.7 millones de pesos para pagar su estadía en el hotel Decameron Barú, donde ya estaba hospedado el fiscal Pecci y su esposa.

Según la reconstrucción, esa misma tarde la pareja de ‘marcadores’ fue vista registrándose en el lobby del hotel en el que se hospedaba el funcionario paraguayo, sin que lo sospechara.

Se cree que el día del asesinato lo siguieron desde muy temprano en el lobby, el restaurante y en las zonas comunes. Cristian Monsalve usaba unas bermudas amarillas y una camisa negra; su mamá, un vestido negro y sombrero.

Vea, además: Una factura de alquiler: las nuevas revelaciones del asesinato de Marcelo Pecci

Cronología del asesinato de Marcelo Pecci

A las 7:13 a.m., Pecci se dirigió a la playa y con sus toallas separó una silla frente al mar, sin quererlo dejó marcado el punto donde iba a estar.

De ahí en adelante lo siguieron a todas partes y la vestimenta los delató en los videos. A las 7:29 a.m., el fiscal Pecci ingresó al restaurante con su esposa y a pocos metros estaban los marcadores. A las 8:11 a.m., cuando el fiscal salió para la playa, la pareja se movió detrás de él, después de eso un video coincidió con la hora en la que los ‘marcadores’ le habrían informado al jefe de la banda que había llegado el momento. 

Una última imagen mostraba a la misma pareja y mientras simulaban tomarse fotos en el mar, le hicieron más de 10 llamadas a los sicarios para que iniciaran el movimiento. Pecci ya estaba en la silla que había separado una hora antes.

Más del caso: Millonaria recompensa por Gabriel Salinas, prófugo en el caso del fiscal Pecci

Luis Correa, cómodo en una peluquería 

A esa misma hora, el análisis de las llamadas demostró que los ‘marcadores’ y los sicarios se comunicaron con Luis Correa, que estaba cómodo en Cartagena en una lujosa peluquería haciéndose corte de pelo y arreglándose las uñas. Las llamadas los relaciona.

A las 9:45 a.m. se dio el asesinato. Una imagen mostraba el escape de los sicarios en la moto náutica.

Los llamados ‘marcadores’ salieron del hotel Decameron a la 1:05 p.m., pero con otra vestimenta: ella, con vestido blanco y gorra roja; su hijo, con camisa de diseño. 
Francisco Luis Correa niega su relación, pero en la tarde del día del asesinato recibió a la pareja. A las 3:39 p.m., Marisol, Cristian y Francisco se reunieron. Tras una hora salieron cambiados y llevaban la maleta rosada que habían dejado el día anterior. Se cree que fueron a recibir su pago. La siguiente aparición fue en la terminal de transporte de Cartagena subiendo a un bus rumbo a Medellín. Una cámara de seguridad dentro del automotor los tomó. Se cambiaron tres veces intentando evitar que los siguieran.

Los otros tres implicados habían abandonado su hotel al mediodía, salieron acompañados por dos mujeres. Luego, las cámaras también los delataron en la terminal de transporte. La vestimenta y el equipaje hicieron fácil el reconocimiento. Los tres abandonaron Cartagena en una flota, quisieron esconderse y olvidaron que en cada paso de su ruta había cámaras de seguridad.

Pese a la detalla investigación liderada por el propio fiscal general de la nación, Francisco Barbosa, que duró 22 días con resultados inéditos y que detalló casi en tiempo real cada uno de los movimientos de los delincuentes, aún quedan varias preguntas en el ambiente: ¿Francisco Luis Correa Galeano fue el cerebro de este crimen?, ¿quién le pagó una millonaria suma por hacerlo?, ¿cómo fue entregado ese dinero?, ¿en caso de que fueran descubiertos habría código del silencio? La justicia tiene la última palabra.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.