Colombiamarzo 29, 2022hace 10 meses

Más de 5.000 familias chocoanas confinadas tras la cruel arremetida del ELN

Doce días de aislamiento completan los habitantes de Nóvita, en Chocó, tras la intensa arremetida del ELN en esa zona del país.

Con miedo, angustia y desesperación viven miles de familias en el municipio de Nóvita, Chocó, tras la arremetida del ELN en este lugar, pues las constantes amenazas de muerte de este grupo armado los obligaron a confinarse desde hace 12 días.

Le puede interesar: Reclutamiento de menores, una realidad que sigue afectado a cientos de familias en Colombia

El miedo y confinamiento en Nóvita

Nadie sale, pues las calles de Nóvita están repletas de minas antipersona que se han convertido en una bomba de tiempo para quienes intentan huir de la guerra que anunció el ELN hace dos semanas.

Los habitantes del municipio de Nóvita tienen dos opciones, encerrarse, sin provisiones, sin comida y sin servicio de salud, o arriesgarse a intentar huir hacia el Valle del Cauca y ser víctima de las minas antipersona instaladas por este grupo armado para tomar el control absoluto de la zona.

Nóvita luce como un pueblo fantasma, pues el miedo a no morir lo mantiene, aún sin comida, dentro de sus viviendas, como el refugio más seguro, desde que el ELN llegó a esta zona del Chocó.

Vea también: En ofensiva del Ejército fue abatido alias Raúl, cabecilla del ELN

La peligrosa huída de Nóvita

Son más de 5.000 familias que se encuentran en confinamiento tras la llegada del ELN a este municipio del Chocó. 

Algunas de estas familias buscan resguardar sus vidas huyendo de la guerra y las constantes amenazas que el ELN ha establecido en Nóvita.

Con las pocas pertenencias que logran sacar de sus hogares, los habitantes de Nóvita, en Chocó, intentan huir del conflicto armado, pero estos insurgentes no los dejan salir.

Lea además: Capturan a cabecilla del ELN, presunto responsable de ataque a bus escolar en Casanare

Las consecuencias del confinamiento

Tras doce días de encierro, empiezan a escasear los alimentos y las medicinas para cinco mil personas que habitan en Nóvita. 

Los campos cercanos a sus casas están llenos de minas antipersonas, lo que hace muy difícil y riesgosa la posibilidad de huir de la crueldad del ELN.

Las autoridades de Nóvita buscan la manera de mitigar las necesidades de estas más de cinco mil familias.

La iglesia pidió un corredor humanitario para llevarles alimento a estas 900 familias que ya no saben qué hacer, indicó Jefferson Mena, consejero presidencial para los derechos humanos.

También puede ver: La crueldad del ELN dejó un muerto y 23 heridos en Norte de Santander

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.