Colombiadiciembre 12, 2021hace 8 meses

La historia de Nohora, una mujer que pasó un momento difícil que le sirvió para ayudar a otras mujeres

De la mano de Nohora Arbeláez, nació la fundación Señora Reina Linda y con ella la oportunidad para que mujeres madres cabeza de hogar generen ingresos.

De la mano de Nohora Arbeláez, nació hace 11 años la fundación Señora Reina Linda y con ella la oportunidad para que mujeres madres cabeza de hogar, de escasos recursos, tuvieran nuevas oportunidades para generar ingresos. 

“Fui a los hospitales públicos de Bogotá y allí me entregaron bases de datos de mujeres que llegaban, digamos, con un maltrato físico, especialmente, con una implicación psicológica y emocional. Las convoqué a hacer un trabajo, de llamarlas una por una, y me llegaron 300 mujeres. Logré iniciar un programa con un plan piloto de 15 señoras donde logré desarrollar, desde el amor propio, el amor interno, la autoestima y la dignidad, una serie de actividades maravillosas”, cuenta Nohora. 

Las beneficiadas son mujeres con antecedentes de violencia intrafamiliar, la misma experiencia por la que paso Nohora, una mujer profesional en Arquitectura, a quién además se le arrebató el derecho de ser mamá.  

Más mujeres que inspiran: De la coca al cacao: mujeres en Tumaco producen uno de los chocolates más apetecidos 

“Un matrimonio difícil, una separación compleja, la perdida de mi hijo a través de una custodia arbitraria por parte del padre. La vida misma le enseña a uno a avanzar y, definitivamente, todos los procesos de aprendizaje que fueron dolorosos y difíciles, fueron la base y la solidez para que pudiera estructurarme y entender que mi misión en la vida es ayudar a otras mujeres”, asegura Nohora. 

Para la fundación, que le sirvió de refugio, logró conseguir ayudas, incluso, de entidades del Estado como el Sena, con el que se logró brindar capacitaciones. Su participación en el certamen Señora Colombia de turismo, le abrió puertas para que más personas se vincularan a su propósito, pero ese mismo proceso personal de vida, obstaculizó el trabajo con la fundación Señora Reina Linda.  

“Logré encontrar a Marlene Rosado, una mujer wayú madre cabeza de hogar, que está en el Cabo de la Vela y que quiere cumplir su sueño de tener su propio negocio”, añade Nohora. 

“La heladería y refresquería no solo va a ser un beneficio para Marlene, sino para otras mujeres que van a trabajar en la heladería, que es una fuente de generar empleo”, dice Marlene Blanco, emprendedora y beneficiada de proyecto. 

El emprendimiento para una zona donde no hay agua potable ni energía será un verdadero reto. Mientras que para Marlene, líder de su comunidad en el Cabo de la Vela, es el comienzo de nuevas oportunidades.  

Más historias: Joven profesora sueña con crear su propio colegio mientras dicta clases en la sala de su casa

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.