Deportesmayo 29, 2022hace 4 meses

Francia, en el ojo del huracán por los fallos de organización en la final de Champions

La prestigiosa final europea, celebrada en París y ganada el sábado por el Real Madrid contra el Liverpool (1-0), estuvo marcada por escenas de caos.

Francia, organización Champions Foto: AFP

La polémica estaba en el centro de los debates este domingo sobre las responsabilidades en los fallos de organización de la final de la Liga de Campeones en el Stade de France, con las posibles consecuencias a nivel de la imagen de Francia a dos años de los Juegos Olímpicos de París. 

La prestigiosa final europea, celebrada en París y ganada el sábado por el Real Madrid contra el Liverpool (1-0), estuvo marcada por escenas de caos en los alrededores del Stade de France, aunque sin registrarse ningún caso de heridos graves, según el balance de las autoridades.

Caso rarísimo a este nivel, el inicio del partido se vio retrasado en 36 minutos. 

La UEFA mantiene que el caos tuvo su origen en un problema de "entradas falsas", lo que causó atascos en las colas de acceso al estadio y pide una "auditoría" de urgencia por parte de las instancias del fútbol y las autoridades francesas.

Aficionados presentes y periodistas de la AFP constataron antes del partido la presencia de grupos de jóvenes y aficionados al fútbol locales no identificados intentando introducirse en el recinto sin entrada. 

La policía intervino, dispersando a la multitud, entre ellos familias, con gases lacrimógenos. 

Tras el final del partido, el ministro del Interior, Gerald Darmanin, acusó el sábado la actitud de "miles de aficionados británicos sin entrada o con entradas falsas que forzaron las entradas" del Stade de France.

Aficionados "ejemplares"

Achacándoles la responsabilidad de los tumultos, atrajo hacia él la ira de los seguidores y de las autoridades británicas. 

"Estamos extremadamente decepcionados por los problemas de acceso y lo sufrido por los aficionados del Liverpool", explicó el club inglés en un comunicado.

Entre las cargas policiales antes y después del partido y esas acusaciones del ministro galo juzgadas sin fundamento, los aficionados del Liverpool se sienten ofendidos. 

La policía británica de Merseyside-Liverpool presente en el estadio, habló en Twitter de "circunstancias chocantes" y defendido el comportamiento "ejemplar" de los hinchas de los Reds durante el partido, "el peor" que han visto nunca en términos de organización.

En los alrededores del Stade de France, o en la 'fan zone' del este parisino, donde estaban decenas de miles de hinchas siguiendo la retransmisión del partido, los aficionados británicos no plantearon problemas de seguridad, constataron periodistas de la AFP.

En esta última zona, considerada de alto riesgo, la gestión de los flujos se desarrolló sin incidentes, con un ambiente festivo y tranquilo. 

Tras la derrota y pese a doce horas de fiesta, a veces muy alcoholizadas, la marea de aficionados de los Reds dejó el lugar, triste, pero sin incidentes. 

Puede leer: Luis Díaz quedó en deuda en final de Champions: 65 minutos y un flojo rendimiento

'Humillación mundial'

Los bomberos de París informaron de una velada "tranquila" en el estadio y en las 'fan zones', con 238 intervenciones de auxilio por incidentes menores, incluidas las intoxicaciones por los gases lacrimógenos. 

Al margen del partido, 105 personas fueron arrestadas, según el ministerio del Interior. Según la fiscalía de París, una veintena de personas quedaron detenidas, esencialmente por actos violentos, venta de entradas falsas para el encuentro y robos cerca de las 'fan zones'.

Para Ronan Evain, director de Football Supporters Europe, este caso "plantea preguntas sobre la capacidad de Francia para organizar eventos así".

"Se siguen reproduciendo los mismos esquemas de organización que fallaron en el pasado. Se necesita modernizar el tema de la seguridad de estos partidos", indicó a la AFP.

El dispositivo de seguridad (6.800 policías y bomberos) debía servir de test para la Copa del Mundo de rugby, organizada por Francia en 2023 y para los Juegos Olímpicos de París, el año siguiente. 

"Una humillación mundial para Francia, cuya imagen no cesa de empeorar", reaccionó en un tuit el presidente interino de Rassemblement National, Jordan Bardella (extrema derecha, el partido de Marine Le Pen), hablando de "hordas salvajes que pudren sistemáticamente cualquier evento". 

"Hay que recordar el contexto. Esta final habría tenido que jugarse en Rusia" y Francia la ha organizado "en apenas tres meses", dijo la diputada LAREM-Renaissance (el partido del presidente Emmanuel Macron), Aurore Bergé, 

Pero "no hubo dificultades en las fan zones", añadió la diputada, pidiendo "reflexionar en frío sobre lo que ha pasado", antes de sacar conclusiones sobre errores de organización de las autoridades francesas, de cara a los grandes eventos deportivos venideros.

"Sentimiento de humillación", "fracaso completo de la estrategia policial": Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon, los líderes de la extrema derecha y de la izquierda de Francia estimaron este domingo que Francia no es "capaz" de organizar de grandes manifestaciones, tras las escenas de caos de la final de Champions

Mire acá: Real Madrid derrotó a Liverpool y se coronó campeón de la Champions League

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.