Economíajunio 09, 2020hace un año

Cómo construir marca: una guía de Fácilaviso

Fácilaviso es la plataforma que te ayudará a hacer crecer tus audiencias y tu marca. Poco a poco les iremos dando tips para tener una marca exitosa.

Cómo construir marca: una guía de Fácilaviso Hombre sentado en un muro

Cuando hablamos de construir marca, vemos cómo en la última década se invierte la relación entre marca y consumidor. Antes las personas se adaptaban a las comunicaciones de las marcas, ahora las marcas se adaptan a los intereses de las personas. Es parecido a cuando los papás jóvenes dicen que en su época sus papás eran los que mandaban y ahora los hijos aparentemente son los que mandan. 

El mundo está cambiando y nos tenemos que montar en el tren o nos vamos a quedar esperando a que lluevan maridos.

Esto se puede atribuir a la innovación y a los nuevos medios de relacionamiento digital. Sin embargo, la empatía y saber escuchar a los consumidores son características fundamentales en una estrategia de marca. Y esto se dio gracias a las herramientas digitales y a la capacidad para mandar mensajes que se adaptan a cada tipo de consumidor. 

¡No hay de otra, tocó ser monedita de oro para caerle bien a todo el mundo!

Hoy en día vivimos en un mundo que idealiza la independencia, pero gracias a los medios digitales se está conectado todo el día. No falta la persona que tiene un trabajo remoto, está llevado y aún así todo el mundo se entera de cómo vive. 

En la actualidad vemos que hay un crecimiento exponencial de emprendedores, independientes y personas que duran 2 años trabajando en una gran empresa para ahorrar e irse a viajar por un largo tiempo.

Esto no está mal, y son tendencias que vemos diariamente en nuestra sociedad. Pero en un mercado saturado de nuevas empresas, negocios y modelos de relacionamiento, es difícil hacer que una marca resalte frente a su competencia. 

Cómo cuando hay un trancón y los carros están pitando. Todos buscan salir, pero sólo pocos logran el objetivo. 

Por eso es necesario construir marca y generar visibilidad. De esta forma se podrá llegar a la meta, que en este caso es crecer y estar en el top of mind y top of heart de las personas.

Mujer escribiendo en teclado PC

¿Qué es una marca?

Una familia tiene muchos integrantes, sobre todo si es latina. Lo peor, todos tienen una opinión y no se la guardan.

Una marca es lo mismo, y afortunadamente en su entorno es la cabeza de la familia. Es su responsabilidad hacer que las personas hablen de ellos y construir el mejor ambiente según sus intereses. Algo parecido a invitar a cine a la tía mamona para lograr que hable bien de ti con tu suegra. Similar es el manejo de la comunicación en una marca. 

Cuando entendemos que una marca es como una familia es más fácil comprender su funcionamiento. La marca es el centro y su círculo inmediato son sus trabajadores. Ellos son los que más deben conocer la marca y además convertirse en voceros principales. Como todo, una buena relación empieza en casa.

Como dicen por ahí es mejor lavar los trapitos sucios en casa.

Los clientes fieles, embajadores de marca, plataformas de marca y los aliados son los primos y tíos cercanos. 
Los mejores voceros son los que siempre tienen algo bueno para decir. Ellos son una herramienta clave para dar a conocer la marca y ganar buen reconocimiento.

¡Los que son de uno son de uno, eso no se puede cambiar!

Después vemos a los compradores y clientes esporádicos, ellos serían esa familia lejana con la que tenemos contacto, pero no hay una relación cercana. Por último, están nuestros clientes potenciales y los nuevos mercados. Ellos vendrían siendo los parientes lejanos con los que se busca cercanía. 

Las marcas son como las personas, por eso la mejor herramienta para conectar con las audiencias es la empatía. Todos tenemos una historia, algo que nos hace únicos. Con las marcas funciona igual. Al compartir nuestra historia de manera honesta y mostrando el diferencial de la marca generamos conexión con las distintas audiencias.

Si no lo quieren por lo que es, pues que no lo quieran, otros si lo harán.

En una era digital es fácil caer en caminos cortos o rápidos. Sin embargo, construir una marca, su reconocimiento y su buena imagen es una tarea que requiere de mucho trabajo y paciencia. 

Aquí los atajos no son una opción. Para tener una buena relación se necesita de mucho esfuerzo, y es imprescindible la buena comunicación y la paciencia. 

La historia de una marca

Las historias han sido la base de nuestra sociedad desde el inicio de los tiempos. Son la herramienta esencial para educar, recordar, empatizar entre muchas otras cosas. 

Los formatos y los medios en los cuales contamos historias han cambiado, sin embargo, estas siguen cumpliendo la misma función. Antes se contaban, ahora las vemos en videos, en imágenes, en podcasts, en posts, en tweets, en mensajes de texto, infografías, Etc. Etc. Etc.

La honestidad y la transparencia son la clave para poder generar empatía con las audiencias. Nos han educado a pensar que siempre tenemos que mostrar nuestra mejor cara, no obstante, los momentos de dificultad y los retos que superamos son los que nos abren la puerta para conectar a las personas con la marca. 

Es más fácil tener empatía por el empresario o la marca cuando entendemos que todo empezó en el garaje de su casa.

Todo se reduce a sus orígenes y el momento dónde empezó.

Una buena historia empieza por su origen, no se guarda nada, se cuentan los momentos de felicidad y también los de preocupación. Puede ser algo tan simple como el camino de un soñador, o algo más complejo como la creación de la vida. No hay una forma correcta de contar una historia, pero si las herramientas adecuadas.

Como todo buen chisme, se empieza por el principio y se cuenta con pelos y señales.

El diferencial de una marca

Como dijo el dermatólogo, hay que revisar ese lunar.

Hoy en día todos se creen únicos y a fin de cuentas sí, todos lo somos. Pero cuando uno abre los ojos y ve que todos andan haciendo lo mismo, las dudas surgen. 

Pues he aquí donde tenemos que explotar el diferencial de nuestra marca. Hay miles de compañías que dan trabajo a madres cabeza de familia como costureras satélite. Pero no todas esas marcas buscan hacer integraciones con las comunidades. 

Hay pequeños detalles que diferencian a las marcas y a las personas, y esos son los rasgos que se deben buscar y explotar para que las audiencias recuerden una marca.

Como con las relaciones de parejas el secreto está en los detalles.

Hay diferencias que muchas veces no parecen ser relevantes, pero realmente son la clave del éxito. Por ejemplo, existen dos tiendas de joyerías, ambas hacen los mismos modelos, usan las mismas máquinas y hasta los mismos materiales. Una de ellas designa el 20% de sus ganancias a una fundación que forma a jóvenes buscando entrar al negocio. La otra sólo contrata personas de escasos recursos y los educan para usar las máquinas.

Ambas marcas hacen lo mismo y hasta tienen modelos de ayuda a la sociedad, sin embargo, es evidente que existe un cambio en el ‘cómo’. Ese ‘cómo’ es el diferencial de marca y cambia completamente la historia. 

Tal vez las marcas hagan esto por su imagen o quizá porque de una u otra forma se siente identificados con las personas a las que ayudan. Lo importante es unir ese diferencial con la historia, pues de esta forma se tendrá una visión más clara y una ruta más fácil para que la gente sienta empatía con ella.

Conoce más sobre Fácilaviso.

Sigue todas las novedades de Fácilaviso en sus redes: Youtube, LinkedIn

Logo Fácilaviso

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí