Hazañas Maestras: el profesor que enseña con moto y un parlante en Huila

Visita casa por casa, les entrega el material a los alumnos y luego parquea su moto en una esquina para que, a través de un parlante, oigan las clases.

28 Ene 2021 10:42Por: Noticiasrcn.com

Las historias de maestros que aman su profesión y ejecutan grandes hazañas para seguir ejerciendo su vocación y enseñando a los niños, se siguen conociendo. Es el caso del profesor John Santos, en Tello, un bello municipio del Huila, quien no permitió que la pandemia acabara con la educación de los niños y niñas del pueblo.

Visita casa por casa, les entrega el material a los alumnos y luego parquea su moto en una esquina para que, a través de un parlante, oigan las clases sin salir de sus casas.

Vea también: Hazañas maestras: 58 instructores del Sena reconstruyen San Andrés

Hay gente que nació para servir y así se les pasa la vida, con un corazón que no les cabe en el pecho, son extremadamente felices. Son esas personas que piensan primero en los demás.

El profesor de 45 años nació en Neiva y tiene estudios en filosofía y teología, resolución de conflictos y una maestría en derechos humanos.

A pesar de sus estudios decidió dedicarse a la docencia y junto con sus colegas crearon el programa educativo ‘Aula Móvil’ para evitar la deserción y lograr que los jóvenes sigan estudiando en sus casas.

“Vamos casa por casa, con el equipo de trabajo de estudiantes que nos están colaborando y docentes, y le cargamos las nuevas guías para el siguiente mes. (…) El 90 % de estudiantes no tiene conectividad porque están ubicados en la zona rural”, manifestó John Santos.

Así empezó la historia en que una moto carga la responsabilidad de dictar clase junto a un parlante, un amplificador, batería y grabaciones de los demás profesores, que comienzan a recorrer las lejanas y calurosas veredas de Tello.

Le puede interesar: Hazañas Maestras: Elkin Mejía lideró proyecto de energía solar en escuela wayuu

El profesor visita casa por casa y les explica a los alumnos y a sus padres, en qué consiste cada clase. Hecho esto, les deja una tablet, aunque solo hay 100 disponibles para 870 alumnos, el resto debe usar fotocopias.

Luego de explicar y entregar los elementos para la clase, John hace lo increíble. Se ubica en una esquina del pueblo con su moto, prende el parlante para que inicien las lecciones. Este sonido llega al corazón de cada familia.

En ese trabajo, ni John ni sus colegas están solos, los ayudan los exalumnos del colegio, quienes colaboran a los más pequeños en sus estudios.

“Nos une la pasión de luchar por la educación, por cada uno de los estudiantes”, manifestó Jennifer Barrios, colaboradora del proyecto.

John termina el día tan agotado como feliz, luego de haber recorrido buena parte del pueblo y las veredas.

“Los alumnos se encuentran muy complacidos con la dirección de este proyecto por el profesor John Eduardo Santos”, manifestó Emidio Borrero, secretario del colegio de Tello.

Lea además: Hazañas Maestras: el profe Jaime, el ángel guardián de sus alumnos

Gracias a esta labor, el porcentaje de deserción no llega ni al 1 %.

NoticiasRCN.com