Internacionalmarzo 13, 2022hace 2 meses

Bombardeo contra base militar en el oeste de Ucrania dejó 35 personas muertas

La base militar atacada está situada en Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis y a unos 20 kilómetros de la frontera con Polonia.

Bombardeo contra base militar en el oeste de Ucrania, dejó 35 personas muertasFoto: AFP / Dimitar DILKOFF

Rusia bombardeó este domingo una base militar del oeste de Ucrania, causando la muerte de 35 personas. Entre tanto, las tropas rusas siguen acercándose a la capital ucraniana, Kiev. 

La base militar atacada está situada en Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis, destino de miles desplazados internos, y a unos 20 kilómetros de la frontera con Polonia, país miembro de la OTAN.

Lea, además: Ucrania acusó a Rusia de disparar contra civiles, dejando un niño muerto

En los últimos años, esas instalaciones acogieron ejercicios de entrenamiento del Ejército ucraniano con instructores extranjeros, sobre todo de Canadá y de Estados Unidos.

“Rusia atacó el Centro internacional para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad. Instructores extranjeros trabajan allí”, indicó el ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Reznikov. 

“Se trata de un nuevo ataque terrorista contra la paz y la seguridad cerca de la frontera UE-OTAN. Hay que actuar para detener esto. ¡Cierren el cielo!”, añadió el ministro, reiterando los llamados del gobierno ucraniano para que se cree una zona de exclusión sobre Ucrania.

Los bombardeos causaron 35 muertos y 134 heridos, según un nuevo balance del gobernador de la región, Maxim Kozitsky. Previamente, las autoridades habían dado cuenta de nueve muertos y 57 heridos.

“Los bombardeos aéreos fueron llevados a cabo desde los mares Negro y de Azov. En total, los invasores tiraron más de 30 misiles. El sistema de defensa aérea ucraniana funcionó. Hemos derribado algunos misiles en el aire”, afirmó.

En esa región, el sábado se registraron bombardeos contra un aeropuerto militar en Lutsk, donde murieron cuatro soldados ucranianos. El pasado domingo, el alcalde de Ivano-Frankivsk, a unos 100 km al sur de Leópolis, afirmó que el aeropuerto había sido atacado el domingo por la mañana.

Por su parte, el Papa Francisco lanzó un sentido llamamiento para que se ponga fin a la “masacre” y al “inaceptable ataque armado” en Ucrania. 

Constantes ataques 

El ejército ruso continúa atacando el sur del país, donde la ciudad asediada de Mariúpol espera la llegada de un convoy de ayuda humanitaria.

Esa caravana, procedente de Zaporiyia, estuvo más de cinco horas bloqueada en un punto de control ruso el sábado.

Mariúpol, una ciudad portuaria estratégica, está sumida en una situación "casi desesperada", según Médicos Sin Fronteras (MSF), por la falta de víveres y de agua, gas, electricidad y comunicaciones. 

Turquía pidió ayuda a Rusia para evacuar a sus ciudadanos atrapados en la ciudad, indicó el domingo el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu. 

Se ha intentado en vano evacuar a miles de civiles en varias ocasiones. "Mariúpol sigue rodeada, lo que los rusos no pueden tener por la guerra lo quieren tener por el hambre y la desesperación. Como no pueden derrotar al ejército ucraniano, apuntan contra la población", analizó una fuente militar francesa.

El gobierno ruso reconoce que "en algunas ciudades" la situación "ha alcanzado proporciones catastróficas", según el general Mijail Mizintsev, citado el sábado por las agencias de prensa rusa. Pero el oficial atribuyó la tragedia a los "nacionalistas" ucranianos, acusándolos de sembrar minas en zonas residenciales, de destruir infraestructuras y de retener a la población civil.

Vea también: Invasión rusa deja "1.300" soldados ucranianos muertos, lamentó el presidente Zelenski

Ciudad rodeada

También en el sur, Odesa sigue preparándose para una ofensiva de las tropas rusas, que de momento están concentradas en Mikolaiv, a unos 100 km al este. Nueve personas murieron en los bombardeos rusos contra esa ciudad costera, así lo indicó el gobernador de la región, Vitali Kim.

Según información, los bombardeos alcanzaron un centro oncológico y una clínica oftalmológica, constató una periodista de la AFP.

Las víctimas jalonan las calles de algunas urbes y los balances son imposibles de verificar. "Unos 1.300" militares ucranianos murieron desde el 24 de febrero, dijo el sábado el presidente Volodimir Zelenski, en el primer recuento oficial aportado desde que empezó la invasión.

El ejército ruso perdió "unos 12.000 hombres", afirmó el jefe de Estado.

Rusia, por su parte, anunció el 2 de marzo su único balance hasta la fecha, de 498 soldados muertos. 

En cuanto a los civiles, 579 habrían sido abatidos, según Naciones Unidas, quien advierte no obstante que la cifra real probablemente sea mucho mayor. Más de 2,7 millones de personas han huido de Ucrania desde que estalló la guerra, a las que se suman unos dos millones de desplazados internos, según cifras del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

En las últimas 24 horas, cerca de 100.000 personas huyeron de los combates, indicó la ONU.

Puede interesarle: Tropas rusas secuestraron al alcalde de Melitópol, ciudad de Ucrania

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.