Nacionalmayo 15, 2021hace 3 meses

El recorrido que deben realizar cientos de migrantes desde Necoclí hasta Estados Unidos

El Gobierno Nacional anunció más controles migratorios con Ecuador, que es la frontera más usada por las redes ilegales de migrantes.

Necoclí, en la región de Urabá, se recupera poco a poco de la grave situación sufrida durante casi un mes por la masiva presencia de migrantes irregulares en sus playas.

Ya casi todos salieron con ayuda de Migración Colombia, pero es un problema que no se detiene. Africanos, cubanos y haitianos ingresan desde Ecuador, pagan millonarias sumas y luego arriesgan su vida por mar y selva para cruzar Panamá en su sueño de llegar a Estados Unidos.

“No hay agua, no hay comida, no hay trabajo”, dijo Anel Bien-Aimé, migrante de Haití.

Vea también: En medio del desespero, migrantes varados empezaron a salir de Necoclí

Desesperados, agobiados por las crisis de sus países, atraídos por el sueño americano, son muchas las razones que los impulsan a escapar.

A Colombia no sólo llegan venezolanos que huyen del régimen, también llegan centenares de africanos y centroamericanos, pero no para quedarse. La situación geográfica los ubica en el país, como parte de la ruta hacia la esperanza.

Migración Colombia resolvió, de manera parcial, la crisis en Necoclí, donde según el último censo, estaban represados en las playas de este municipio paisa 647 migrantes de Haití, 23 de cuba y a su lado, otros ciudadanos procedentes de Burkina Faso, Senegal, Ghana, Camerún, República del Congo y Guinea.

Le puede interesar: Sigue la emergencia en Necoclí por migrantes varados tras cierre de fronteras

Anel Bien-Aimé comenzó su periplo hace más de un año, siempre con la meta puesta en Estados Unidos, partió de su país rumbo a Chile, luego pasó por Argentina, Brasil, Perú, Ecuador y Colombia, ahora intenta cruzar a Panamá, cada escala supone pagos muy costosos. “Si no pagas, nadie lo pasa”, expresó.

Pero no sólo es dinero. La travesía desde Necoclí hacia Capurganá y después el cruce por la inhóspita selva del Tapón del Darién es una odisea donde los migrantes se juegan la vida.

Lea además: Declaran alerta roja sanitaria y humanitaria por migrantes en Necoclí

“Es un mar que está embravecido y eso genera probabilidades de más accidentes en el agua”, aseguró Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia.

Y hasta colombianos, como Carlos Andrés Saavedra, afectado por la pobreza y la violencia, se suman a la travesía.

“Cuando digamos vi que había paso de inmigrantes en cantidad para Panamá, pues yo dije por qué no aprovechar también”, aseveró Saavedra.

Como anuncio coyuntural, aunque es reiterado y sin los efectos esperados, el Gobierno afirmó que habrá un refuerzo en los controles migratorios con Ecuador, que es la frontera más porosa y usada por las redes ilegales de migrantes.

Por: NoticiasRCN.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí