Almirante Evelio Ramírez retiró del servicio a militares por caso de lanchas en Venezuela

El comandante de la Armada Nacional, Evelio Ramírez, confirmó la salida de un coronel, un capitán, tres suboficiales y nueve infantes de marina, tras el incidente de tres botes artillados que terminaron en territorio venezolano.

12 May 2020 18:01Por: Noticias.canalrcn.com

En medio del episodio ocurrido el fin de semana donde aparecieron tres lanchas colombianas con armamento y sin tripulación en una población del estado Bolívar del lado venezolano del río Orinoco, la Armada Nacional tomó decisiones trascendentales.

En una rueda de prensa este martes en la tarde, el almirante Evelio Ramírez, comandante de la Armada Nacional, anunció que se decidió retirar del servicio activo al teniente coronel de Infantería Marina y comandante del Batallón de Infantería de Marina número 51, “y al capitán de Infantería Marina, jefe de sección de operaciones y comandante de las unidades fluviales de esa unidad, del cual es orgánico el elemento de combate fluvial de Infantería Marina número 51-2”.

En total se apartaron de sus funciones a un coronel, un capitán, tres suboficiales y nueve infantes de marina, tras el incidente de los tres botes artillados que terminaron en territorio venezolano luego de ser arrastrados por la corriente del río Orinoco. 

Vea también: "Cómo así que se soltaron las lanchas artilladas (…) es muy difícil de creer": Juan Lozano sobre lanchas de la Armada en Venezuela

“Estas decisiones de retiro se adoptan ante la grave afectación del servicio y como consecuencia de los hechos ocurridos”, afirmó el almirante Evelio Ramírez.

Ramírez entregó detalles y resultados de la investigación adelantada al interior de la institución, advirtiendo que de comprobarse alguna responsabilidad por parte de uniformados de la fuerza que él dirige, estos serán sujeto de sanciones. 

“Se pudo establecer que el lugar donde fueron asegurados los botes no cumplía con las condiciones de estabilidad del terreno y amarres seguras”, señaló Ramírez, identificando esta como la razón por la cual los botes terminaron navegando a la deriva, hasta cruzar los límites marítimos colombo-venezolanos. 

El uniformado también reveló que tras la investigación se evidenciaron errores de procedimiento no solo en la forma de asegurar los botes, sino también en relación con la distancia mínima establecida entre las embarcaciones.

“Estos botes no pueden estar juntos por capacidad de supervivencia”, añadió el alto mando, quien además aseguró que “las autoridades colombianas insistirán hasta la saciedad para que nos regresen los botes”. 

El almirante a su vez indicó que “no hemos encontrado un solo indicio que alguno de los tripulantes que hacen parte del elemento de combate fluvial hubieran estado inmersos en operaciones de esa naturaleza”, refiriéndose a las acusaciones de Nicolás Maduro, quien señala que el hecho responde a un intento de operación en su contra.

Le puede interesar: Maduro dice que acusará al presidente Duque ante la Corte Penal Internacional

De acuerdo con el almirante Ramírez, los vehículos fluviales que se vieron inmersos en dicho escándalo son dos botes tipo Boston Willer, y un bote de apoyo fluvial, cada uno de ellos avaluado en más de 170 millones de pesos.

Sin embargo, según el comandante de la Armada, el costo del inventario total involucrado en el escándalo asciende a los $625’813.160, incluido el armamento que se encontraba a bordo de las embarcaciones.
 

 

NoticiasRCN.com