Nacionalfebrero 21, 2021hace 7 meses

Así era la cartilla con la que las ex Farc adoctrinaban a los menores reclutados

Dentro del reclutamiento forzado está una guía para el trabajo de los clubes infantiles bolivarianos, hallada en una operación militar en el sur del país.

El adoctrinamiento que recibían los menores de edad que fueron reclutados por las Farc, empezaba en lo que llamaban clubes infantiles bolivarianos. Así era el diseño de la cartilla donde aprendían sus primeras letras.

Y es que la deplorable práctica del reclutamiento de menores de edad ejecutada por la extinta guerrilla de las Farc no se puede ocultar y tampoco desconocer, es una verdad difícil de desvirtuar que está consignada en las páginas de lo que los miembros de las ex Farc llamaban la guía para el trabajo de los clubes infantiles bolivarianos, y que fue encontrada durante una operación militar en el sur del país.

Vea también: "Las Farc acabaron con mi infancia": víctima de reclutamiento forzado

El documento evidencia el reclutamiento de menores. Aprovechando la indefensión de pequeños que desde los siete años de edad y con precoz inocencia decían pertenecer a la escuela de niños de las Farc y no era propiamente donde les impartían educación, por el contrario, el adoctrinamiento era una directriz de las Farc a la que denominaban también club de pioneros y, según los insurgentes, el pertenecer a ella les brindaba formación militar.

Lea además: Más de 80 casos de reclutamiento forzado de menores en pandemia: Defensoría del Pueblo

“El objetivo de los clubes infantiles bolivarianos es ayudar a la educación, orientación y formación de la infancia comenzando por el buen comportamiento en el hogar, la escuela, en la calle y (…) despertar su creatividad hacia el bien común para que desde temprana edad sea un luchador por los cambios sociales convirtiéndose en un revolucionario”, señala el documento.

En el artículo 3 de esta cartilla se lee que podrán ser pioneros niños de 5 a 12 años de edad, donde desde el inicio adoptan como sobrenombre un alias al que debían responder cuando cometían travesuras propias de su edad que derivaban en fuertes castigos, como los cuatro latigazos que recibían de cada integrante del frente o el de cavar hoyos para letrinas durante días, o el más desafiante de todos: cuando intentaban fugarse eran ejecutados por un reclutado de su misma edad.

En contexto: Alto comisionado presentó a la JEP lista de 406 menores reclutados por las Farc

En la espesa selva los menores alternaban los oficios impuestos por la guerra, con las desgastadas páginas de la cartilla Fariana, diseñada con imágenes y palaras bélicas con las que aprendían las primeras letras del abecedario.

Con estas páginas, miles de niños que nunca pidieron y tampoco imaginaron hacer una transición de la niñez a la adolescencia y que hoy siguen cargando con el sistemático peso del cinismo de sus victimarios, esperan una reparación simbólica que represente la verdad de lo vivido.

Luisa Velásquez - NoticiasRCN.com

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí