La historia de Julián, ‘el reportero de la Línea’

Un hombre de Cajamarca, hecho a pulso, se convirtió en comunicador permanente de la vía. Gracias al servicio que presta les evita contratiempos a muchas personas.

2 Sep 2020 15:27Por: Noticiasrcn.com

La Línea es uno de los tramos más conocidos, temidos y respetados por los transportadores del país. En ese terreno viene forjándose a pulso un reportero de trancones, derrumbes, bloqueos y cambios del clima: Abel Julián Calderón, quien pasa la mayor parte del día entre el denso tráfico que hay entre ibagué y el peaje del Alto de la Línea.

“Compañeritos, siendo las cuatro de la tarde del jueves 27 de agosto, se reporta Julián Calderón, su reportero”: casi todas sus transmisiones comienzan así, con día, fecha y hora de la novedad, que sube directamente por medio de su teléfono movil a la página de Facebook ‘Reporteros de la Línea”.

Vea también: Así fueron los 11 años de construcción del Túnel de la Línea que se estrenará este 4 de septiembre

Lo que para un conductor es motivo de tardanza, sorpresa y con frecuencia estrés, para él se convierte en materia prima, la sustancia de un oficio que lo ha vuelto famoso entre cientos de miles de conductores.

“¿Cómo le dicen ustedes? Julián, el reportero porque es el duro de la Línea, a nosotros nos sirve mucho porque nos mantiene al tanto de lo que pasa”, dice Jeisson Ramírez.

Julián es de Cajamarca, Tolima, y ha ejercido muchos trabajos, como los de minero, y vendedor, hasta que un día descubrió este que define a su manera: “me gusta esta programación, me ha gustado colaborarle a nuestro gremio transportador y mantenerlos informados, al tanto de cualquier novedad”, dice orgulloso.

Se considera uno de los hombres mejor informados sobre todo lo que ocurre en los 55 kilómetros que hay entre Ibagué y el Alto de la Línea, conoce este tramo hace 18 años y desde el 2018 dedica gran parte del día a su tarea de reportero, porque él se siente un reportero, tarea que define así:

“Para mí un reportero, en mi caso, me siento muy contento es porque usted anda actualizado de lo que pasa en las carreteras a nivel nacional”, manifiesta Julián.

Nadie le ha enseñado cómo hacerlo, es un empírico que tiene clara su tarea, que es prestarles servicio a una multitud de conductores que ven sus reportes a través de la página ‘Reporteros de la Línea’, de la cual es uno de los administradores, y que ya tiene 147.000 seguidores.

Vea además: Así funcionará el Túnel de la Línea que será inaugurado el viernes

Uno de ellos es Pablo Andrés Barrios, para quien Julián Calderón “ha sido parte fundamental en una vía que es una arteria fundamental para el país. Nos colabora mucho, nos mantiene informados.

Edwar Fernando Peña, otro seguidor y quien conduce flota, valora mucho que “él nos avisa de todo lo que se trata de movilidad, dónde está el trancón, dónde está el derrumbe”.

Julián tiene su base de operaciones en una caseta de madera junto a la vía, donde prepara la bebida caliente con la que gana el sustento, y que vende casi siempre de noche, porque la tarea de reportero la ejerce gratis. 

Sin embargo, mientras cumple el trabajo que lo pone en medio de la vía para venderles tinto a los conductores, a veces transmite las novedades repentinas que se producen en la Línea: un accidente, un derrumbe o un aguacero, como el que cae esta noche de jueves mientras lo grabamos.

La primera base de este comunicador de tráfico pesado está en Cajamarca, es decir en la casa, donde ejerce como papá de dos niñas, Luisa Fernanda y Angie, a quienes casi siempre les resume la jornada.

En algunas ocasiones, lamentablemente ha tenido que contarles de acontecimientos dolorosos, como el derrumbe que se tragó a una familia.

Le puede interesar: 100 años en el papel y 11 en construcción, "habemus túnel"

“Cuando ha habido los derrumbes, para uno es paniquiento ver una familia bajo tierra y no poder salvarlos saber que hay seres humanos debajo de la tierra”, dice con un dejo de tristeza.

Abel Julián Calderón cree que la megaobra del túnel va a mejorar el trabajo del gremio al que tanto aprecia, el que le compra el tinto y atiende sus reportes. No sabe qué pasará con el oficio que tanto le apasiona, por lo pronto sigue ‘al pie del cañón’ porque le gusta que lo llamen “el reportero de la Línea”.


Nancy Velasco - NoticiasRCN.com