Nacionaloctubre 30, 2020hace un año

Las otras caras del caso Colmenares

Jessy Quintero, Laura Moreno y Carlos Cárdenas, los tres estudiantes relacionados con la muerte del Luis Andrés Colmenares, intentan rehacer sus vidas tras 10 años de lucha judicial.

Por: Alejandro Callejas 


El 7 de junio de 2012, Carlos Andrés Cárdenas Gómez cruzó una frontera espeluznante, la que con barrotes divide a los hombres libres de aquellos en el purgatorio que significa una prisión. Pronto se enteró que una mala coincidencia lo había puesto en la misma celda de Javier Velasco, el hombre que semanas atrás empaló, violó y asesinó a Rosa Elvira Cely.

Cargaba con un título que a un joven de 22 años sin antecedentes judiciales le pesa demasiado. Lo acusaban de ser el responsable del homicidio de Luis Andrés Colmenares. Mario Iguarán, su defensor, recuerda que para finales de 2011 cuando se reabrió y se hizo público el caso se tejieron muchas versiones que intentaban involucrar al joven. “Lo acusaban de homicidio de haberlo esperado para someterlo y se llegó a decir que se lo habían llevado en una camioneta y que lo habían regresado al caño”.

Lea además: "Uno puede decir que perdonó si no siente rencor por quien le haya causado el dolor": papá de Colmenares

Cárdenas terminó involucrado en el caso por su antigua relación amorosa con Laura Moreno, la última persona que vio con vida a Colmenares. “La Fiscalía parte de una conjetura, si tiene relación con Laura eso es un hecho indicador que tenía que ver con la muerte.

Cuando Carlos Cárdenas fue detenido, su exnovia ya completaba ocho meses en detención domiciliaria. Esa suerte la compartía con Jessy Quintero, las dos se convirtieron en el eje central de un caso jurídico sin precedentes en Colombia. 

Jessy era la mejor amiga de Colmenares, su versión indica que tras salir de la discoteca ellas acompañaron a Luis Andrés a comer un perro caliente, misteriosamente él salió a correr y Laura lo persiguió. Ese testimonio sustenta toda la historia de Laura, en la que siempre aseguró que tras alcanzarlo en el parque El Virrey y perderlo de nuevo, lo vio caer al caño. 

La familia Colmenares cree que las jóvenes mienten. Orlando Quintero, papá de Jessy, asegura que no existe razón para que su hija quisiera favorecer a Laura Moreno, hace 10 años insiste en que es una locura pensar que Jessy preferiría proteger a unos extraños que a su mejor amigo.

Vea también: "Jorge, me cuidas a la gorda", el último recuerdo de su hermano Luis Andrés

El caso, que involucró a varios jóvenes universitarios, también terminó siendo la lucha de un puñado de padres empeñados en demostrar la inocencia de sus hijos.

Orlando Quintero asegura que ellos también son víctimas “Jessy no es víctima de una injusticia, es víctima de una justicia corrupta, en cabeza de la Fiscalía”. Para ellos siempre han existido dudas acerca de los testigos presentados por ese organismo, los cuales terminaron siendo falsos.

“La idea es que se sepa que pasó, quién fue el que patrocinó, quienes entrenaron a los falsos testigos, quienes escondieron las pruebas para que no llegaran a un juicio”. El papá de Jessy Quintero quien cree que ellos también merecen justicia cree firmemente en que el caso contra las dos estudiantes y contra Carlos Cárdenas es un montaje para hacer pasar como homicidio un accidente.

Le puede interesar: ¿Homicidio o accidente?: la pregunta de un proceso penal

Como si el caso se empecinara en dar resultados cada año, en el mismo mes, en octubre de 2014 el Tribunal Superior de Bogotá, confirmó la absolución de Carlos Cárdenas. Laura Moreno y Jessy Quintero aún esperan por el resultado de una apelación ante el mismo tribunal.

Las dos jóvenes terminaron sus carreras universitarias. Gracias a una beca universitaria Jessy Moreno salió del país. Carlos Cárdenas no terminó sus estudios superiores y hoy se dedica a una empresa familiar.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí