Saludenero 12, 2023hace 19 días

Los galanes también se deprimen: así lidió George Slebi con un trastorno mental

Tiene título de ingeniero industrial y de psicólogo, y dio un paso clave en su recuperación: reconoció que algo no andaba bien.

Como le ocurrió a su personaje de Damián “Manga” Ramos en Floricienta, el actor George Slebi de repente se vio, sin razón aparente, ante un vacío. Fue un momento en el que sintió y vio al mundo de color gris. “Empecé a sentir los síntomas, las señales. Que no te dan ganas de levantarte, que no tengo ganas de trabajar, ya no te causan placer las cosas que antes te causaban placer”.

Vea también: El efecto de la pandemia en la salud mental de un joven que no deja de luchar

Paradójicamente, estos sentimientos llegaban en medio de una de las mejores etapas de su vida. “Estábamos terminando la novela, se estaba acabando el año. Yo tenía una novia y ella quería irse a Londres, y yo siempre soñé con irme a un país de habla inglesa para estudiar inglés”, aseguró el actor.

Las cosas resultaron distintas a como las pensó y allí, lejos de su país y de su familia, sintió un duro reto a sus emociones. “La búsqueda de trabajo, el estar solos en un país de nadie, porque aparte Londres es una ciudad de nadie, es de todo el mundo, y no teníamos amigos, no teníamos trabajo. La ciudad sí es gris, pero es muy gris”. Lo que vivió en la famosa ciudad europea fue como una sumatoria de dificultades.

“Creo que eso fue generando como una leve tristeza y una desesperación, una ansiedad. Y mes tras mes se fue como aumentando, pero yo no sabía que se me estaba desarrollando una enfermedad. Como al octavo mes ya yo estaba, digamos, en la inmunda”, relató.

A pesar de la tormenta, Slebi, quien tiene título de ingeniero industrial y de psicólogo, dio un paso clave en esta situación. Reconoció que algo en él no andaba bien, que necesitaba ayuda. “No tenía escapatoria. No es que me fuera a regresar a Colombia a solucionar mi tema, era porque ya era insostenible seguir viviendo en una ciudad, que mi situación podía volverse peor, entonces me regresé casi huyendo de Londres a Barranquilla, a estar con mi familia. Y yo lo que recuerdo es que llegué y estuve acostado muchas veces en una cama mirando el techo”.

Vea también: Mara Cifuentes y la manera en la que enfrentó la ansiedad y la depresión

Durante aquellos meses oscuros recibió tratamiento con medicación y antidepresivos, a los que atribuye haber podido salir del hueco en el que estaba. “Una pastilla es una bendición. ¿Qué pasa? Es que mucha gente es muy renuente a tomar medicación”. La medicación, desde luego con acompañamiento psiquiátrico, y estar rodeado por su familia, surtieron efecto y reconoce que empezó a sentir un cambio en la vida y que sus pensamientos ya no eran tan negativos.

“De repente, un día dije: ‘Pues ya no me está doliendo tanto’”. Sin embargo, con el tiempo, George Slebi recayó en estados de ansiedad y depresión. “Hoy es diferente, porque estudié una carrera que tiene que ver justamente con eso. Antes de estudiar psicología volví a recaer, levemente, pero ya veía qué me estaba pasando y como que ya era un amigo conocido. Entonces arranqué otra vez tratamiento en algún momento y arranqué psicoterapia”.

Podría decirse que hoy la depresión es como una vieja conocida suya, sobre la que puede hablar con alguna propiedad. Por eso comparte en sus redes sociales apartes de su trabajo como psicólogo. “Es una manera de comprender que la realidad tiene su propia pedagogía y muchas veces vivimos cosas porque las necesitamos vivir”.

Especial de salud mental: El dolor de Liceth, ¿acoso escolar?

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.