Tendenciasdiciembre 08, 2021hace 7 meses

Sex-shops prometen hacer tocar el cielo a los evangélicos en Brasil

Los Sex-shops son un negocio que se abrió camino en Río de Janeiro.

Sex-shops prometen hacer tocar el cielo a los evangélicos en BrasilFoto: Freepik - Imagen de referencia

Dentro de una caja de medicamento o de una bolsita para el pan: la brasileña Andrea dos Anjos aplica la máxima discreción para hacer llegar sus productos eróticos a sus clientas evangélicas, un negocio que se abre camino en Rio de Janeiro.

Le puede interesar: Niño hornea pasteles para pagar su cirugía y se vuelve viral

En su tienda virtual "Memórias da Clô", lanzada en 2019 especialmente para mujeres, las preguntas, consejos y pedidos se realizan principalmente por mensajería privada, así como en el "love store" de Carolina Marques, inaugurada hace un año bajo el nombre de "ConsenSual".

Marques, de 26 años, rechaza el término "sex-shop". Es "demasiado agresivo" para un público evangélico, cuya visión del sexo puede ser muy conservadora, explica esta mujer miembro de la iglesia Asamblea de Dios, que aspira a convertirse en sexóloga.

Su catálogo de "productos auxiliares para la relación", como los define, tiene una presentación comedida para que la persona que lo consulta "no sienta que debe cerrar el ordenador" a toda prisa si se acerca alguien, afirma.

Leer aquí: Youtuber hizo un reto en un lago congelado y murió ahogado

Antes de casarse, Marques se dio cuenta de hasta qué punto era delicado abordar la diversión sexual entre las invitadas evangélicas a su despedida de soltera. 

"Los cristianos tenemos ese tabú de la sensualidad. Pero dentro del matrimonio, con su cónyuge, puede ser natural. Quiero acabar con ese estigma de que el sexo solo tiene una función de reproducción", afirma en su casita con patio en São Gonçalo, a las afueras de la ciudad de Rio.

Para lanzar su tienda, una de las pioneras del sector, informó al pastor de su iglesia y su esposa. "Siempre me alertan de que vaya con cuidado con los envoltorios" y fueron los primeros contrarios a hablar de "sex-shop": "'Eso asusta: muestra algo diferente de lo que somos; es vulgar', me dijeron".

La discreción es la máxima consigna, sostiene. "No voy a repartir folletos a la salida del culto" evangélico, una corriente del cristianismo protestante al que adhieren 30% de los brasileños, según encuestas recientes.

Ver también: La enfermedad que sufre Yanfri: necesita ayuda para medicamentos

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.