Se filtra audio donde hospital se niega a recibir paciente covid en grave estado en Bogotá

Noticias RCN conoció grabaciones donde trabajadores de una ambulancia discuten la situación de un paciente, pero el hospital no lo recibe por sobreocupación.

13 Ene 2021 8:25Por: Noticiasrcn.com

La pandemia por coronavirus en Bogotá prendió de nuevo las alarmas de las autoridades este 2021 por la cantidad de contagios que se están presentando y la velocidad con la que el virus se está propagando.

El sistema hospitalario es uno de los más afectados, pues la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), amenaza con llegar a su tope máximo, lo que podría desencadenar una emergencia sanitaria sin precedentes.

Vea también: Quedan solo 121 camas UCI para pacientes covid en Bogotá, según SaluData

Con corte al 12 de enero de 2021, el porcentaje de ocupación total de UCI se ubicó en 91.9 %, mientras que la de covid ya está en el 92.4 %, es decir, de las 1.887 camas disponibles, hay 1.743 ocupadas, según SaluData.

Esta situación se ve reflejada en los servicios hospitalarios al momento de trasladar pacientes sospechosos o contagiados con covid-19 hacia los centros médicos, debido a que, según los profesionales de la salud, estas personas deben esperar varias horas a las afueras de las IPS esperando una autorización para ser ingresados.

Noticias RCN conoció algunas grabaciones donde los trabajadores de la salud discuten la situación de un paciente que necesita ser atendido, pero el hospital hacia donde es llevado no lo recibe:

  • Personal de ambulancia: “Un paciente con una sospecha de covid, lo mandaron hasta acá, para Meissen y el doctor dice que no están recibiendo estos pacientes, él le hace el triage y dice que lo direccionemos al Tunal”.
  • CRUE: “Pero, ¿por qué no están recibiendo los pacientes? Ahí tiene que haber alguna novedad, del por qué no están recibiendo los pacientes ahí”.

En otro caso, la propia IPS argumenta no tener disponibilidad de equipamentos para la oportuna atención del paciente:

  • Médico de triage: “¿Cómo estás?, buenas tardes. Mira hablas con el médico de urgencias, el médico del triage, lo que pasa es que no tenemos puntos de oxígeno y tengo la comunicación que pasó la dirección del hospital y que se pasó a referencia y que se les pasó a ustedes indicando que no contamos con puntos de oxígeno, ni con ventiladores. El paciente requiere un punto de oxígeno y no tenemos, ni bala, ni puntos de oxígeno disponibles”.
  • CRUE: “¿Cómo le va?, habla con el doctor (inaudible) de la Secretaría de Salud. Yo le informo, varios hospitales, y cuando le digo varios es casi todos los hospitales, están en la misma situación. Cuando se dirige allá el paciente es porque está con una inminente falla ventilatoria, es el que está más cerca (…) no es pertinente negar la atención a un paciente, a que nos ponemos a pasear un paciente para otros lados y menos en esas condiciones”.

El tiempo pasa y el paciente, que necesita ser atendido con urgencia, sigue dentro de la ambulancia.

  • Personal de ambulancia: “Definitivamente no nos van a recibir el paciente”.
  • CRUE: “Es un riesgo que ustedes salgan con ese paciente, en cualquier momento puede entrar en paro. Entonces el paciente se queda ahí”.

A pesar de las condiciones que presenta el paciente, persiste la negativa de la IPS y su salud se agrava.

  • Personal de ambulancia: “Central, no se ha solucionado nada, la cardiaca del paciente aumenta y la saturación disminuye, central, por favor colabórenos”.
  • CRUE: “Pero por qué no pueden bajar el paciente, es que les están obstruyendo la entrada de urgencias, les están obstruyendo la puerta de la ambulancia, ¿por qué no lo pueden bajar?”.
  • Personal de ambulancia: “Tengo los dos médicos urgenciólogos acá en la salida, y acá tengo las puertas abiertas y no me permiten el descenso del paciente”.
  • CRUE: “Cuénteme haber una cosa, los médicos le están obstruyendo la sacada de la camilla, porque es que necesito saber para mandar la Policía que les puede colaborar”.

Finalmente, se resolvió la emergencia y la persona fue atendida, sin embargo, su vida dependió de la comunicación entre el personal de ambulancia, el Centro Regulador de Urgencias y emergencias (CRUE) y los médicos que los reciben en la IPS.

Según la denuncia, son aproximadamente dos o tres horas las que tienen que esperar los pacientes en los hospitales para ser atendidos, incluso, en algunos casos, como el conocido por Noticias RCN, no los dejan bajar de las ambulancias debido a la sobreocupación y las fuentes de oxigeno colapsadas.

Lea además: Declaran alerta roja en Bogotá por ocupación de UCI

En entrevista con Noticias RCN, el secretario de Salud, Alejandro Gómez, explicó la alta dificultad de conseguir una cama UCI, motivo por el que, desde junio de 2020, dicha labor está en manos de la Secretaría de Salud.

“En realidad, no es tan sencillo conseguir una cama por eso la labor de regulación de las Unidades de Cuidados Intensivos de la ciudad está en manos del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias de la Secretaría Distrital de Salud desde junio del año pasado. Esto nos ha permitido agilizar”, dijo.

Añadió que la ocupación o traslado de los pacientes siempre ha sido difícil, por lo que, según el funcionario, es ventaja tener la regulación unificada a través del CRUE. “Es que no son una pocas las Unidades de Cuidados Intensivos sino todas las de la ciudad sobre las que tenemos información”.

Alejandro Gómez detalló que este proceso consiste en que, “dos veces al día las clínicas y hospitales cargan en el sistema de manera automática la disponibilidad de camas UCI. Con esa información nosotros decidimos hacia dónde van los pacientes, pero nunca se manda uno desde el CRUE sin haber sido comentado antes con la institución que lo va a recibir”.

El funcionario destacó que, en ocasiones, algunos pacientes son desplazados directamente, “y allí podemos tener algunos inconvenientes. Trabajamos día y noche de la mano de clínicas y hospitales para que los pacientes lleguen exactamente a los sitios de urgencias o cuidados intensivos donde existe el servicio, la disponibilidad de la cama”, concluyó.

También la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, indicó este miércoles que la ciudad ha hecho la mayor expansión hospitalaria del país, pasando de 935 a 2.330 camas de cuidados intensivos. 

NoticiasRCN.com