“Vandalismo contra Transmilenio en dos días afecta a cerca de 280.000 usuarios”: Felipe Ramírez

El sistema de transporte masivo resultó seriamente afectado, con 206 buses dañados y pérdidas por $15.000 millones. El gerente de Transmilenio dio a Noticias RCN su balance.

11 Sep 2020 8:22Por: Noticiasrcn.com

Bogotá completa dos días de protestas en contra de abusos policiales por la muerte del ingeniero Javier Ordóñez, hechos que han desencadenado ataques en contra de  buses del sistema de transporte masivo Transmilenio.

Desde las 8:00 p.m. del jueves 134 estaciones de Transmilenio cerraron sus puertas debido a nuevos actos de vandalismo en Bogotá, que incluyeron ataques a otros siete buses del sistema y bloqueo de vías.

Vea también: Cierre de Transmilenio obligó a miles de ciudadanos a caminar hasta sus hogares

El gerente de Transmilenio, Felipe Ramírez, entregó a Noticias RCN su balance, en el que señaló que se ha tenido un total de 206 buses vandalizados en estos dos días, nueve buses incinerados del sistema troncal y cinco buses incinerados del componente zonal.  

“Esto genera una afectación de cerca de 280.000 usuarios que no han podido movilizarse durante los últimos dos días y lo que es más importante también aún, cinco conductores heridos por las esquirlas de los vidrios, lo cual genera un balance desalentador. Lastimosamente varios conductores han sido amenazados durante estas jornadas. La invitación es que podemos movilizarnos, pero el llamado es a hacerlo de forma pacífica”, afirmó.

Para el funcionario, se estima que estos daños a la ciudad le pueden costar cerca de 15.000 millones de pesos, “pero adicionalmente lo de los buses incinerados tomará por lo menos ochos meses en que puedan volver a llegar a la ciudad”.

Entre las instalaciones más afectadas figuran el Portal Américas y la estación Bosa, sobre las que Ramírez dijo que “la estación Bosa está cerrada, puede que nos tome este fin de semana para poder rcuperarla, si las manfestaciones lo permiten, y el Portal Américas, en el que, a pesar de la afectación en la entrada peatonal estamos operando con una estrategia en la que ponemos los buses alimentadores a disposición de los usuarios para que puedan entrar al portal, mientras la recuperamos”.

Felipe Ramírez no considera que se realice un toque de queda este viernes en la ciudad para evitar que los usuarios tengan que caminar por las vías para regresar a su casas ante nuevas manifestaciones, pero advirtió que, si es el caso, se realizaría.

Lea además: Vándalos robaron bus del SITP, atropellaron a una mujer y chocaron contra una casa

“El toque de queda deberá ser tomado no solo con Transmilenio, sobre el cierre del sistema aún no se ha tomado una decisión, porque debemos ver cómo se va desarrollando el día. Es importante, sin embargo, que los bogotanos se dirijan temprano a sus casas, previendo que pueda haber manifestaciones, y para garantizar su movilidad”, indicó.

El gerente de Transmilenio señaló, además, que las estaciones tardarán en habilitarse de nuevo algunos días, pero los buses ocho meses. “Además de vidrios, hay problemas en latonería y latas, lastimosamente nos tardaremos ocho meses, estos buses deben ensamblarse de nuevo en los países donde se fabrican y ser importados para ser puestos de nuevo en operación”.

Finalmente, Ramírez recordó que los cerca de $15.000 millones que costaría la reparación saldría de los impuestos de los bogotanos por lo que por eso invitó a que “todos cuidemos el sistema, que moviliza a los sectores más vulnerables y que más lo necesitan, estamos en un momento de pandemia en el que es más importate aún”.

Este viernes, el sistema inició su operación en sus horarios habituales con novedades en el Portal Américas donde, por seguridad, el ingreso de los usuarios se rezaliza por medio de la flota alimentadora debido a los daños que sufrió la entrada del portal. Por otra parte, la estación Bosa no está en operación por daños de vandalismo.


Reporte consolidado del 9 y 10 de septiembre

Según Transmilenio, con las manifestaciones registradas entre este miércoles y jueves ya se suman más de 280.000 usuarios afectados por no poder usar el servicio e manera habitual. La afectación incluye la pérdida total de 14 buses (nueve troncales y cinco zonales) que fueron incinerados y que deben reponerse, un proceso que implica volver a hacer nuevos vehículos y que toma alrededor de ocho meses. 

Los nueve buses troncales incinerados movían alrededor de 10.800 pasajeros al día y los cinco buses zonales incinerados movían cerca de 1.500 personas a diario.

Durante los dos días se evidenció un total de 206 vehículos vandalizados y afectaciones en la infraestructura de al menos seis estaciones y tres portales.

 

Jueves 10 de septiembre

Usuarios afectados: más de 180.000

Lesionados: 5 operadores

Troncal: 25 buses vandalizados

Zonal: 47 vehículos vandalizados

Estaciones vandalizadas: Portal Américas, Portal Usme, Trasversal 86, Primera de Mayo y  Recinto Ferial

Le puede interesar: Difícil situación de orden público se vivió en Bogotá y otras ciudades del país


Miércoles 9 de septiembre

Usuarios afectados: más de 100.000

Troncal:
- 69 buses fueron vandalizados y nueve fueron incinerados. De estos, cinco vehículos pertenecían a la flota nueva del sistema.
- En consecuencia, la operación del 10 de septiembre inició con 45 vehículos menos.

Componente zonal:
- 51 buses del componente zonal fueron vandalizados y cinco incinerados. 
- El inicio de operación del 10 de septiembre se dio con nueve buses menos.

Infraestructura:
- En total fueron 131 vidrios rotos en cinco estaciones.
- Las estaciones fueron: Ciudad Jardín, San Mateo, Terreros, Bosa y Portal Suba.

 

NoticiasRCN.com