Colombiajunio 11, 2021hace 3 meses

Ejército Nacional responde ante posible detrimento en contrato por $2.318 millones

Se trata de la compra de 52 visores que serían para deportes extremos y no para las operaciones especiales de la institución.

Foto: Contraloría General de la Nación Los visores que compró el Ejército son para alpinismo.

Como respuesta al reciente informe de la Contraloría General de la Nación, en donde se dejó visto lo que sería un millonario detrimento en la compra del material de guerra, el Ejército Nacional se pronunció e intentó aclarar lo ocurrido.

Según la institución el hecho habría sido informado de manera oportuna ante la Fiscalía General de la Nación en mayo de 2018, tras identificar la irregularidad en el contrato de compra de los elementos.   

Lea también: Contraloría denuncia detrimento patrimonial por más de 2.300 millones en el Ejército

“La novedad en la contratación fue detectada internamente por la Fuerza en el mes de diciembre (del mismo año), en revista efectuada por la Inspección General del Ejército, momento desde el cual la institución ha obrado conforme a la ley y en cumplimiento estricto de su política de transparencia, con el propósito de proteger el buen uso de los recursos y bienes públicos", dice el comunicado emitido por el Ejército. 

El contrato en cuestión, que fue realizado por una suma de $2.318 millones de pesos, es el número: 035-ACOFA-EJC y fue celebrado entre la Agencia de Compras de la Fuerza Aérea Colombiana (Acofa) y la empresa extranjera Aviacpol USA Corp, en septiembre de 2017.

Vea además: ¿Por qué 328 personas mayores de 120 años aparecen como vacunadas en Colombia? 

Para diciembre de ese mismo año las fuerzas armadas recibieron los visores de referencia CK-1500, pero estos no pudieron ser usados porque eran para alpinismo, montañismo y cacería, pero no para las funciones de las autoridades. 

La situación, dice el ejército, habría sido notificada a las autoridades. Lo cierto es que para noviembre de 2020 nueve militares, cinco de ellos retirados, un intendente de la Policía y dos integrantes de la empresa contratista, fueron capturados por la presunta corrupción administrativa y actualmente siguen vinculados al proceso y con detención preventiva. 

Vea además: Caso Reficar: Contraloría impone sanción por 2.9 millones de pesos

"A principios de este años recibimos la solicitud de visita al proceso por parte de la Procuraduría General de la Nación, a quienes se les suministró y notificó sobre la información requerida", concluyó el Ejército. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí