Colombiamayo 30, 2021hace 22 días

El drama de una madre que tiene una hija en el Esmad y un hijo manifestante

"Puede ser que mi hijo mate a su hermana o viceversa", una madre cuenta como son sus noches en medio de las manifestaciones en Bogotá.

Esta es la historia de una madre y su angustia. Su hija de 20 años hace parte del Esmad de la Policía y su hijo de 16 es uno de los jóvenes que ha protagonizado caos y destrucción en las últimas semanas en la capital del país. Los dos hermanos se encuentran todas las noches en duras y difíciles confrontaciones en el Portal Américas de Transmilenio, en Bogotá.  

"Hoy en día soy mamá y me duele la situación del país porque tengo una que es militar, con 20 añitos, es del Esmad, tristemente se enfrenta a los muchachos. Además, tengo un hijo de 16 años que hace parte de la juventud, de los que están protestando, destruyendo prácticamente la ciudad. Me siento entre la espada y la pared. Hablo con mis hijos con ambas partes. El varón me dice que él no va a dejar hasta que el Gobierno no negocie lo que ellos quieren y pues tristemente los militares son los que están poniendo la vida por un país completo. Hasta por ellos mismos defenderse los acusan de muchas cosas, pero lo que no miran los jóvenes es la posición en la que ellos están, ellos no miran que los otros también son humanos como son ellos”, así comienza el relato de Miriam, una madre que noche tras noche vive un drama por cuenta de sus hijos, quienes tienen un papel protagónico en las manifestaciones del paro nacional.

Lea también: “Se ha impuesto una política de guerra contra el Paro”: Comité del Paro Nacional

Miriam trabaja en servicios de aseo en una empresa que está a punto de cerrar a raíz de la crisis generada por la pandemia y los bloqueos de las protestas.

"No puedo decidir ni para allá ni para acá. Trato como de orillarme a la situación, es compleja para mí y para parte de mi familia", cuenta la mujer de 47 años

Esta madre de escasos recursos se ve obligada todos los días a caminar dos horas para salir y llegar a su casa, en el sur de Bogotá, a raíz de la destrucción de las estaciones de TransMilenio, por el vandalismo protagonizado por su propio hijo menor de edad.

Vea además: Algunas ciudades en Colombia le dicen no a la asistencia militar

"Es triste. No es solamente mi barrio, es toda Bogotá que está así. El paro es aceptable, lo que no es aceptable es como los disturbios, la destrucción que tiene la ciudad y el enfrentamiento que entre ellos mismos se están llevando", afirma esta madre.

¿Teme que pierda la vida uno de sus hijos?

"Sí, siempre. Desde que comenzó esto, siempre. Puede ser el hijo mío el que pueda estar matando a su propia hermana o puede ser viceversa. Es muy triste porque le queda a uno la sensación de qué va a suceder, cuando diariamente se enfrentan como dos enemigos".

Le puede interesar: Manifestantes atentaron contra edificio donde están almacenadas vacunas en Facatativá

Por: Noticiasrcn.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí