Colombiamarzo 18, 2022hace 5 meses

La admirable labor de la fundación Chandé de Gamarra que preserva tradiciones ancestrales

El ritmo viviente del baile cantao, con la tambora y demás instrumentos autóctonos de una región rica en cultura, son su motor para continuar.

Llevar durante 38 años el ritmo viviente del baile cantao, con la tambora y demás instrumentos autóctonos de una región rica en cultura y tradición ancestral, es para la licenciada en danzas Mildreth Pasos, un legado de generaciones que se expande en todo el país.

“Hemos ido haciendo un trabajo de formación artística y cultural en toda la región, y hemos hecho escuelas y semilleros para que esta actividad cultural no se pierda”, asegura Mildreth Pasos, directora de la Fundación Cultural Chandé de Gamarra.

Mildreth, quien además es la primera mujer percusionista de la costa norte de Colombia, también instruye a un poco más de 90 niños, de 3 a 10 años, en cada uno de los componentes artísticos y culturales en una formación constante a través de la fundación en Cesar.

Más mujeres que inspiran: Luego de un trastorno alimenticio, Ibon Palacio encontró en el fisicoculturismo un estilo de vida

Y es que cada ritmo interpretado por los integrantes de esta destacada fundación cultural, conformada en su mayoría por mujeres educadoras y amas de casa, va más allá de la región del Cesar. Sus reconocimientos en 7 departamentos de la costa norte colombiana y 5 del interior del país, les ha permitido obtener los primeros lugares en cada certamen nacional.

“A los chicos, a los niños y a los jóvenes, les enseñamos lo básico de la tambora, los instrumentos, su historia, los vamos enamorando poquito a poquito lo que es la tambora, como baile cantao, como su identidad cultural, como un rescate para que la cultura no muera”, asegura Otilia Ramos, cantaora de la fundación.

El semillero de niños, que sigue los pasos de este grupo de mujeres, avanza en su afán de mantener viva la tradición que sus antepasados dejaron plasmada en el arte musical del baile cantao y el sonido de la tambora como identidad ribereña inspirada en el río Magdalena.

El pasar de los años permite conquistar nuevos talentos que, mediante la danza, la cumbia y el mapalé adoptado en la costa Caribe, hace que la Fundación Cultural Chandé se establezca como como base para que cientos de niños mantengan viva esta inagotable tradición.

Más historias: “Empecé a quererme tocando fondo”, Juliana Valencia, modelo curvy que arrasa por su personalidad

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.