Colombiafebrero 15, 2022hace 5 meses

Tortura y muerte, la trágica historia de dos adolescentes y la supuesta venta de un bebé

Adriana, una joven de 16 años, fue asesinada presuntamente por una amiga meses después de dar a luz en lo que pudo ser la compra y venta de un bebé.

El 13 de diciembre de 2019, fue hallada sin vida en un apartamento de un barrio popular de Malambo, Atlántico, Adriana Martínez, tenía 16 años y un par de meses atrás había dado a luz a su bebé. Pocos minutos después del hallazgo, otra adolescente de la misma edad de la víctima, quien se había convertido en su amiga cercana, se entregó a las autoridades. Con frialdad confesó que la asesinó porque le incumplió en un negocio. Según su declaración meses antes pactaron la venta del bebé que en ese momento llevaba en el vientre.

Lea también: “Destruyó la misma sangre": el relato de un terrible caso de maltrato entre familia

Han pasado más de dos años, el niño que cada vez da pasos con más firmeza revolotea sin parar en la casa de Liliana, su tía, la mujer que desde el asesinato se encargó de él. La mamá adoptiva o la tía-mamá, como dicen en la casa, la que sin falta todos los domingos lo alista para un viaje inaplazable. 

El último día de la semana sin falta, visitan la tumba de ‘Adri’, en una especie de ritual familiar le hablan de ella, de cuánto lo amó y de los planes que tenía para el futuro, estudiar, trabajar, sacarlo adelante sola. Nunca hablaba del papá, del que no tienen certezas. Tampoco las tienen de lo que pasó los meses antes del asesinato.

La historia del asesinato de Adriana

Ciudad Real es un conjunto de edificios apiñados y centenares de apartamentos diminutos, los bloques los separan calles polvorientas sin pavimentar. El bullicio es el más común de los habitantes del lugar. Es como un pueblo dentro del propio Malambo, donde la mayoría se conocen entre sí. Adriana Martínez, había visto muchas veces a Kelly, pero curiosamente solo se acercaron y se volvieron amigas durante el embarazo. 

Liliana recuerda que la joven empezó a acercarse a su hermana. “Se hicieron las mejores amigas en el hospital de Malambo, ella se dio cuenta que estaba ahí y se le acercó y le comentó que estaba embarazada. Ella le dice que también estaba embarazada y empezó a visitarla, venía a visitarla constante, cada rato acá en la casa y quería estar siempre al lado de ella”. 

Conjunto en Malambo

Con la excusa de que las dos compartían el peso de un embarazo a corta edad, y con regalos, logró convertirse en su amiga. Según Liliana, su propia hermana un día soltó la propuesta que había hecho Kelly. 

“Ella le comenta a mi otra hermana y a mi mamá: Kelly quiere que le venda al bebé, que quiere el niño. Pero lo dijo como en juego, no pensamos que llegara a este alcance, a ser una sicópata que planeara todo para poder robarse al bebé. Supuestamente le ofreció 800.000 pesos”.

Le puede interesar: "Investigué cómo quitarme la vida sin que me doliera”: relato de una depresión por la pandemia

Si supuestamente estaba en embarazo ¿Para qué querer otro bebé? o ¿De dónde sacaría el dinero para tal propuesta? La hermana de la víctima tiene una teoría: “La mamá vendía fritos para el sustento, si le ofreció 800 ¿de dónde los sacó? a menos que estuviera con una trata de personas”.

¿Kelly nunca estuvo en embarazo?

El viernes 13 de diciembre del 2019, cuando el bebé ya tenía un par de meses, Kelly convenció a Adriana de acompañarla a otro apartamento del mismo conjunto, según los investigadores allí la torturó y la golpeó hasta causarle la muerte.  Cuando se entregó ella misma habría confesado a los investigadores lo sucedido. 

El investigador de la Sijín, encargado del caso, recuerda el testimonio que reposa tras las primeras indagaciones. “Ella manifestó que cometió los hechos porque la víctima le había ofrecido a su hijo por un dinero y no hizo la entrega del niño ni del dinero”.

Algunos meses después la detenida cambió su versión.  Aceptó que llevó a la joven hasta el apartamento por pedido de un hombre. 

Asesinato de Adriana

El investigador del caso corroboró esa nueva teoría: “¿Que pasó en la última audiencia? Manifiesta que no lo cometió ella, sino otra persona de sexo masculino. Manifiesta que esa persona la había obligado a cometer ese hecho y que la obliga a no decir nada y echarse la culpa. La amenaza que si decía atentaba contra sus familiares”. 

Vea aquí las historias de Reportajes RCN

Ante la falta de pruebas, las autoridades procesaron lo sucedido como un caso de asesinato. Debido a que supuestamente cometió el asesinado cuando aún era menor de edad.

Kelly Charry paga una condena de 4.5 años de prisión e insiste en que un hombre es el responsable del crimen.

Compra y venta de bebés en Colombia


No hay cifras concretas que permitan comprobar cuántos bebés son vendidos a redes de trata de personas, aun así, las autoridades investigan diferentes casos en los que posibles redes podrían estar tras la desaparición de algunos menores. 

Según el general de la Policía, Diego Hernán Rosero, quien atendió parte de la investigación, si la teoría de la supuesta negociación fuera cierta, sin importar si el bebé iba a ser entregado o no a terceros se estaría ante un caso de trata de personas.

Conjunto en Malambo

“El artículo dentro del Código dice que se puede obtener beneficio para terceros o propio, si ella manifestaba que estaba pagando para beneficio propio.  La pregunta es ¿para qué quería ella al bebé? ¿por qué pagaba el dinero para obtenerlo? Lo que se ha evidenciado es que era un beneficio propio”.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.