El comercio colombiano adelantó su evolución debido al covid-19

El comercio colombiano adelantó su evolución debido al covid-19

Foto: Freepik

La pandemia ha provocado un aceleramiento al comercio colombiano como nunca antes para tratar de sobrevivir a la emergencia.

8 Oct 2020 10:43Por: Noticiasrcn.com

Un estudio realizado por la firma especialista en bienes raíces JLL señaló que la pandemia del coronavirus ha obligado al comercio minorista en Colombia a acelerar varias transformaciones en las que ya trabajaba para tratar de sobrevivir la crisis económica derivada de las medidas de confinamiento social.

El reporte analizó el comportamiento del sector desde la óptica de los principales actores de la industria y concluyó que, aunque no se han dado cambios disruptivos en el sector, sí avanzaron procesos en marcha como el ascenso de la renta variable, la reconfiguración de espacios comerciales y el desarrollo de nuevos modelos de restaurantes.

Lea también: Presidente prioriza la reactivación económica en la agenda nacional

Adriana Pinzón, senior consultant research, consulting & valuation de JLL Colombia y autora del informe, explicó que “el covid-19 está afectando a la economía a nivel mundial y nacional de una forma profunda pero que aún es difícil de dimensionar. Una industria golpeada es el sector inmobiliario con segmentos muy castigados como el hotelero y el retail. En esos últimos es donde ha sido más visible la naturaleza del choque y donde ha proliferado una multiplicidad de medidas para enfrentarlo”.

Según JLL, la industria retail en Colombia, en la primera fase del proceso de aislamiento un 90% de los establecimientos se vieron obligados a cerrar sus puertas. Durante dicha fase el desempeño se mantuvo positivo sobretodo por el gasto en los hogares que, a partir marzo, creció un 11,2%, impulsado por las compras de aprovisionamiento previas al confinamiento.

El comercio minorista registró una caída del 25,4%, mientras que en centros comerciales la caída en ventas fue del 77% frente al mismo mes del año anterior.

“Los hogares reajustaron su gasto dando prioridad a servicios públicos, educación, salud y compra de artículos de primera necesidad como alimentos, medicinas y productos de aseo personal y del hogar”, completó Pinzón.

Le puede interesar: Colombianos devolvieron 278.000 tarjetas de crédito en un año por la crisis

La evidencia recogida demuestra entonces que la transformación del sector se enmarca en cuatro tendencias:  el ascenso de la renta variable, que trata de un modelo de renta tradicional en donde el arrendatario paga un monto fijo por el aerea comercial bajo el modelo de rentas variables, el propiertario del activo comparte el riesgo con arrendatario y la renta se establece como el mayor valor entre el componente fijo y el componente variable en función de las ventas.

Una segunda tendencia es la reconfiguración del espacio comercial, que ha generado cadenas minoristas y marcas que reconfiguren sus espacios, destinando una mayor proporción de área comercial al almacenamiento y la operación logística.

Asimismo, los restauranteS pasaron de la experiencia al domicilio, ya que a la fecha se han cerrado más de 27.000 establecimientos y perdido alrededor de 120.000 empleados. por último, e-commerce, oportunidades perdidas por deficiencias estructurales, que debido a las nuevas modalidades de compra, llevaron a transformar sus modelos de negocio y a priorizar el desarrollo de estrategias digitales que permitan responder a la creciente demanda de pedidos en línea.

Finalmente, el estudio concluyó, según la autora, que “estas tendencias no representan nuevas transformaciones disruptivas en la industria retail” sino una aceleración significativa de algunos fenómenos que venían ganando fuerza antes de la crisis del covid-19. 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar